Turismo estético sustituyó demanda criolla de siliconas


Caracas | 05 ago. 2019 | Fuente: 2001.com.ve

En el año 2009, Venezuela ocupaba el puesto 22 entre los 25 países con más cirugías estéticas de acuerdo con la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS, siglas en inglés).

Para 2014, nuestro país ya se encontraba en el octavo lugar del ranking mundial con 291.388 procedimientos quirúrgicos electivos de este tipo.

Ya en 2017 solo figuró en el cuarto puesto (1,3%) de los países latinoamericanos, junto a Argentina, donde más féminas, en su mayoría, ingresaban al quirófano para hacerse un retoque estético, por debajo de Brasil (12,6%), México (3,8%) y Colombia (2,3%).




En diciembre de 2018 sigue ubicándose en la lista de las 20 naciones pero con el dato curioso de que hay damas que llegaban a operarse desde el exterior (Panamá, Miami, Colombia, Aruba, Perú y Curazao en su mayoría), lo que hoy día se mantiene porque en Venezuela resulta más económico (un aumento mamario en el país puede costar entre $2.000 y $3.000 y en el exterior entre $8.000 y $15.000). Mientras la demanda criolla sigue en descenso.

A la fecha con un dólar no oficial que ya superó la barrera de 12 mil bolívares por dólar y que parece regir la actividad comercial, la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica en voz de la secretaria de la junta directiva, la doctora Coralia De Almeida, indicó que la realización de cirugías estéticas en general ha sufrido una caída de más de 50% producto de la pérdida del poder adquisitivo de la población. Las más demandadas, apuntó, continúan siendo la mamoplastia de aumento, la lipoescultura y en tercer lugar la rinoplastia.

Cada paciente es distinto y los procedimientos y sus costos varían de acuerdo al caso, pero para un aumento de busto o una lipo la inversión mínima puede ser entre $2.800 y $3.000. La especialista consideró que en comparación con el extranjero, sigue estando por debajo, aunque ya no tanto en relación con años anteriores. Una clínica en Miami oferta en su página web una operación con implantes de silicona en $3.500 y salinos en $3.000, pero en ciudades exclusivas como Beverly Hills el costo es superior a $9.000. Mientras que una lipoescultura según la parte del cuerpo puede oscilar entre $3.000 y $7.000 en el abdomen y $2.000 y $5.000 los muslos en Estados Unidos.

“Las cirugías han disminuido en un alto porcentaje porque han aumentado mucho de precio y la gente establece prioridades, no es una estadística como tal que lleva la Sociedad pero sabemos que ha bajado en más de 50% por cada uno de los socios que lleva su consulta privada”, expresó De Almeida.

Si te gustó la columna de hoy difúndela entre tus contactos, amigos o conocidos. Si quieres recibir en tu celular ésta y otras informaciones, descarga la aplicación Telegram e ingresa al link t.me/RDNDigital y dale click a +Unirme.



Leer más!
Cargando...