Sábado | 24/02/2018











Leer más!

Nacimiento | 24FEB




Leer más!

Fallecimiento | 24FEB


Leer más!

Larga Vida | N° 107


Cómo tratar la cirrosis hepática

Las personas con cirrosis hepática tienen que empezar a cuidarse desde el mismo instante en el que se le detecta esta enfermedad. Aparece por diferentes causas, desde el contagio de una enfermedad como la hepatitis, hasta el abuso de alcohol o de grasas. 



Actualmente no existe ningún tratamiento para curar la cirrosis puesto que, al tratarse de una enfermedad del hígado, muchos medicamentos no terminan de procesarse bien en este órgano. Sin embargo sí que es posible mejorar la calidad de vida del paciente con unos sencillos cambios, por eso, te contamos cómo tratar la cirrosis hepática y poder tener una vida mejor.




Pasos a seguir:

La cirrosis hepática consiste en el endurecimiento del tejido hepático y trae como consecuencia la pérdida de las funciones del hígado. En el hígado pueden suceder dos cosas, puede aumentar de volumen o, por el contrario, puede reducirse. Las causas de esta enfermedad se deben a los excesos de comida, el alcohol y otras intoxicaciones y a la edad.

• Entre los síntomas de la cirrosis los más frecuentes entre los pacientes de esta enfermedad son: dolor en el costado derecho de su tronco, gran palidez en su piel, debilidad generalizada, dilatación de las venas de debajo de la piel abdominal, hinchazón de las extremidades inferiores, inflamación de las encías, diarrea o hemorroides entre otros síntomas.

• Lo primero que debes saber es que la cirrosis no tiene cura, el daño que sufre el órgano es irreversible aunque sí que podemos frenar su avance y seguir algunos consejos y hábitos de vida que harán que nos encontremos mejor. La progresión de la enfermedad es lenta y, para conseguir paliar los estragos de la misma, es imprescindible que un médico te dé las directrices que debes seguir. 





• Aunque la cirrosis es incurable, sí que existen algunas medidas que pueden hacer que el dolor sea menor y la afectación al órgano sea menos intensa. A continuación te detallamos cómo tratar la cirrosis hepática con unos cambios en tus hábitos de vida que conseguirán que vivas de una manera más saludable:

+ Abandona totalmente el consumo de alcohol.
+ No tomes muchos medicamentos solo los que el médico te recete ya que, al no funcionar correctamente el hígado, muchos de los medicamentos no se pueden eliminar bien del organismo.
+ Llevar una vida saludable para disponer de un sistema inmunológico fuerte y estar prevenido contra enfermedades importantes. Sobre todo debes vacunarte contra la hepatitis A y B y evitar la neumonía.
+ Frutas, verduras y cereales de manera abundante en tu dieta. Estos ingredientes poseen unas cantidades elevadas de nutrientes que ayudarán a que nuestro cuerpo esté más sano y fuerte.
+ Nada de sal en las comidas para evitar la acumulación de líquidos.
+ Menos proteínas en tu alimentación ya que este grupo de alimentos pueden hacer que se desarrolle una en encefalopatía hepática. 




• Como ves, no existe un tratamiento específico medicinal para la cirrosis puesto que, como ya te hemos comentado, es necesario no abusar de las medicinas porque nuestro órgano puede no procesarlas correctamente. La manera más frecuente de tratar la cirrosis consiste en hacer un trasplante de hígado ya que es la única manera de terminar de manera definitiva con esta enfermedad.

Normalmente, el médico aconsejará esta intervención cuando la cirrosis esté en un estadio avanzado y haya riesgo de que el hígado pueda dejar de funcionar. Esta operación es tan común que la técnica ha mejorado considerablemente y el porcentaje de éxito se encuentra en el 90% de los casos. Sin embargo, si la causa de la aparición de la cirrosis ha sido debido a la hepatitis viral entonces puede ser que el trasplante no sea definitivo y que la enfermedad reaparezca en el nuevo hígado.

Consejos
Si la cirrosis no está en fases muy avanzadas, siguiendo el tratamiento que te hemos contado a lo largo de éste artículo, conseguirás autoregenerar y activar las funciones de tu hígado.

Fuente: unComo









Leer más!

Todos los Domingos


Leer más!

Todos los Días


Leer más!
Cargando...