La esclavitud, base de la acumulación de capital, ayer y hoy

LA ESCLAVITUD, BASE DE LA ACUMULACIÓN DE CAPITAL, AYER Y HOY

Por Maximiano Millán – Docente/Catequista | twitter.com/MillanGuevara

“Aunque se tratara de un «recurso odioso», como lo llamó Merivale, la esclavitud era una institución económica de primera importancia. Había sido la base de la economía griega y había edificado el Imperio Romano”

Eric Williams




Feliz año nuevo para todos los que nos leen a través de nuestro servicio de noticias digital. Esperamos poder seguirles dando informaciones críticas sobre la situación económica de nuestro entorno, siempre desde la perspectiva del hombre y la mujer de a pie.

Hemos sostenido que la política le marca la pauta a la economía, y creo que todos entendemos que la situación de USA va a afectar al mundo y por supuesto a nosotros, pero los acontecimientos están en pleno desarrollo como diría Walter Martínez, así que prefiero dejar el análisis para otro momento y ver si de verdad estamos ante un movimiento serio de la política norteamericana o ante el berrinche de un niño de pecho. Amanecerá y veremos.


El tema de esta tiene que ver con lo que está pasando, pero debemos dejar clara esta primera parte para tirar abajo un mito que nos han tratado de meter en nuestras cabezas desde hace tiempo: Los países ricos del norte, Europa y USA, se han desarrollado porque supieron utilizar sus ventajas tecnológicas primero que nosotros. Hemos comenzado nuestra corta investigación sobre el tema precisamente con los EEUU. Y es que la esclavitud, primero de los “sirvientes blancos” y luego de la trata de afroamericanos se hizo necesaria para la explotación de “el sistema de plantaciones dirigido a la siembra de productos agrícolas de exportación (tabaco, arroz, añil), sistema que requiere en forma masiva de mano de obra esclava” (Acosta Vladimir. El monstruo y sus entrañas)

Nadie me puede decir que la manutención de los afroamericanos, suponía un costo alto y que la excelente gestión de los dueños de grandes cantidades de tierras cultivables, fue la causa de su éxito y acumulación de riquezas. Sobran los dibujos de la época y los testimonios sobre lo mal alimentado y mal vestido, que era este grupo social. 

Es decir desde los tiempos de la colonia, los EEUU necesitaron de la mano de obra esclava como medio de producción, primero de ese trío de productos agrícolas y luego del algodón, para así comenzar ese proceso de crecimiento económico sobre la base del trabajo no pagado. “Sin negros no podía haber colonias”.


Lo demás fue una continuación de la explotación del hombre por el hombre, ya el capital se había acumulado en suficiente cantidad, pero recordemos, que sin esta explotación del hombre por el hombre, que continúa y que comenzó con la esclavitud, no hubiese sido posible el surgimiento del emporio económico norteamericano.

Para algunos de nosotros, puede parecer que este hecho de tomar afroamericanos y esclavizarlos pasó hace ya demasiados años, como para que, su influencia en los sistemas de acumulación de riqueza de los países del norte sea tan notable hoy en día. Pero es que los negros no dejaron de ser esclavos en 1865, cuando se decretó formalmente su abolición, sino que después por el sistema legal de segregación racial, prácticamente fueron obligados a trabajar en lo mismo por miserables pagos y hasta para pagar deudas con su vida.

Inclusive en la educada Europa, más específicamente en España, podemos encontrar avisos en periódicos de ventas de afroamericanos, en la segunda mitad del siglo XIX y eso fue hace apenas 170 años. Reconocen además que esta esclavitud tardía “permitió financiar parte de la revolución industrial que vivieron comunidades como Cataluña, Andalucía y el País Vasco” en esa época.”


Así que no vengan los defensores de los sistemas económicos norteños a decirnos que ellos son poderosos porque sudaron trabajando para construir la riqueza que tienen. De no haber secuestrado a los africanos del occidente del continente, ninguno de los dos centros de poder del mundo hubiera podido desarrollar la acumulación de capital que se dio a finales del XIX y principios del XX.

Si adicionalmente a lo anterior agregamos el robo de nuestros minerales: oro, plata, cobre y petróleo, solo por mencionar algunos, tenemos entonces la clave para saber de donde salieron esas riquezas. Y no estoy exagerando, Europa se robó el oro, la plata y el cobre de nuestras tierras en tiempos coloniales. Y luego al independizarnos, nos siguieron explotando pagándonos unas miserias por esos mismos productos.

Así cualquiera se hace millonario, no pago al trabajador y tomo por muy bajo precio la materia prima de mi industria, para luego vender los productos acabados al precio que yo como productor decido. Eso en forma simple, fue lo que paso y pretenden que siga pasando. De hecho en Libia y Siria acaba de pasar. Averigüen ¿A quiénes le venden el petróleo ilegal que extraen los grupos mercenarios asentados en esos dos países? Y que causaron sendas guerras en décadas pasadas.

Por eso, mejor sigo parafraseando a Churchill y digo: Demasiado importante es la economía para dejársela a unos miserables ladrones que se creen superiores.
 

Para consultas o comentarios nos puedes escribir al correo electrónico [email protected] y con mucho gusto te responderé a la brevedad posible. Síguenos a través de la cuenta twitter: @MillanGuevara y si te gustó la columna de hoy difúndela entre tus contactos, amigos o conocidos. Si quieres recibir en tu celular ésta y otras informaciones, descarga la aplicación Telegram, busca nuestro Canal: RDN Digital y dale click a +Unirme o PRESIONA la imagen a continuación.




Participa en nuestra encuesta que se presenta a continuación y déjanos un comentario al final de este espacio, para nosotros es importante saber tu opinión, de esta manera nos ayudarás a escribir mejores columnas y artículos para ti.

Hasta la próxima.



Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario