Venezuela: el crisol donde se purifican las teorías económicas

VENEZUELA: 

EL CRISOL DONDE SE PURIFICAN LAS TEORÍAS ECONÓMICAS


“Pónganme el precio del petróleo a cero y en Venezuela no habrá crisis”
Hugo R. Chávez F.

Por Maximiano Millán - Docente/Catequista | @MillanGuevara

Muchos pensaron que era un acto de soberbia mencionar esas palabras ante los medios comunicacionales que día a día seguían sus discursos, y de hecho más de uno aprovechó esta bufonada del Comandante eterno, para hacerlo parte de los grandes representantes del ridículo mundial.



Pero permítannos decirles, que en la realidad, no estuvo tan lejos de ser cierta esa frase.

No podemos decir hoy en día que el precio del petróleo está en cero, lo cual pasó en abril del presente año, pero, de ser ciertas las aseveraciones del presidente de la ANC, entonces estamos ante un escenario, peor que el que vislumbraba Chávez: Según el asambleísta Diosdado Cabello, nuestro país no ha recibido ingresos por petróleo desde octubre del año pasado, es decir casi un año sin ingresos de billete verde por parte de nuestro principal, y casi único, rubro de exportación.

Por supuesto que nuestro país está en crisis, y esto dista mucho del reto que Chávez hizo, pero existimos como Estado. Es decir, no nos estamos comiendo unos a otros, algunos sarcásticos dirán: pero falta poco. Y no lo niego, pero las escuelas funcionan, no tan bien como quisiéramos, pero no se ha cerrado. El gobierno pagó sueldos, muy miserables, pero pagó y hace un año esos sueldos eran algo mejor que los de ahora. No se ha dejado de incluir adultos mayores en el sistema de pensiones, paupérrimo sí, pero existe aún el sistema.




Lo que quisiéramos dejar claro hasta aquí, es que a pesar de la caída del ingreso petrolero a cero, no hemos dejado de funcionar como estado, todavía existe eso que llamamos constitucionalmente República Bolivariana. En nuestro imaginario popular esto era impensable, “¿qué será de nosotros sin petróleo?”, pues quizás estemos viendo surgir de las profundidades de esta crisis a esa nueva Venezuela sin petróleo.

El que tenga otra teoría se la respeto, pero es obvio que las sanciones, lo que buscan es la destrucción de nuestro país, y si con ello desaparecen de nuestro territorio unos millones de nosotros, mejor. La pérdida de la hegemonía mundial por parte de USA a manos de China, lo ha hecho voltear hacia su patio trasero para obtener los recursos que necesita de manera urgente y detener la caída. Esa intervención es para nosotros, la causa esencial de esa caída de nuestros ingresos.

No voy a negar, que el gobierno tiene mucha responsabilidad en este asunto. Ya lo hemos afirmado por estas páginas: sabes que te van a sancionar desde el 2012, ¿por qué reaccionas ahora? Dejaste que el sancionador actuara y te dejara sin posibilidad de defensa. Además de no supervisar eficientemente las políticas gerenciales de tu principal fuente de ingresos, esto último reconocido en más de una ocasión, por el mismísimo presidente de la república. Ahora resulta que hasta mangos y ganado, estamos exportando.

Sin embargo, y a pesar de eso como ya lo afirmamos, existimos como estado nación. Venezuela sigue su rumbo, algo impensable, décadas atrás. Pensábamos que sólo producíamos petróleo y resulta que los números de FEDEAGRO, nos muestran otra cosa.




Los datos son tomados de su página web, usted puede bajar el archivo que ellos manejan y ver los números de la producción nacional. Ojo, esta organización no es chavista, es parte de FEDECÁMARAS. 

Hasta el año 2017 la producción de cerdo mantuvo un promedio de los últimos diez años en 3.250.791 de animales. En el año 2016, que fue un año muy malo, esta producción estuvo por encima de ese promedio (3.546.947). Cierto no tenemos los números de este año, pero ¿Ha sido peor este año, en producción de carne, que el 2016? Con todo y los malísimos sueldos, no parece. Los exhibidores de las carnicerías muestran una regular rotación de esos productos.

En carne de res, también se observa que ese pésimo año de 2016, la producción de cabezas de ganado estaba por debajo del promedio de los diez últimos años. Ahora, si ese año la única proteína que se conseguía era la de res y la de cerdo, hoy en día que se nota en los mercados una mayor variedad ¿Podremos pensar que dicha producción se está recuperando? Casi que lo aseguro.

En cereales, esta asociación, reporta una fuerte caída en la producción de arroz durante ese año 2016 (el promedio de los diez años anteriores fue cercano a las 800 mil toneladas y ese año se produjeron sólo 200 mil) Pero el siguiente año, la producción de arroz se duplicó. Aquí también podemos esperar cierta mejoría de acuerdo a lo que se ve en los anaqueles, hay arroz importado, pero también hay muchas marcas de arroz nacional.

En resumen, no se ha dejado de producir, por supuesto estamos lejos aún de los niveles de producción de hace diez años atrás, pero todo esto está ocurriendo casi sin ingresos petroleros, que grande somos como pueblo.

Por eso digo, parafraseando a Churchill: Demasiado importante es la economía, para dejársela sólo a los que dicen que no producimos nada.





Para consultas o comentarios nos puedes escribir al correo electrónico [email protected] y con mucho gusto te responderé a la brevedad posible. Síguenos a través de la cuenta twitter: @MillanGuevara y si te gustó la columna de hoy difúndela entre tus contactos, amigos o conocidos. Si quieres recibir en tu celular ésta y otras informaciones, descarga la aplicación Telegram, busca nuestro Canal: RDN Digital y dale click a +Unirme o PRESIONA la imagen a continuación.



Participa en nuestra encuesta que se presenta a continuación y déjanos un comentario al final de este espacio, para nosotros es importante saber tu opinión, de esta manera nos ayudarás a escribir mejores columnas y artículos para ti.

Hasta la próxima















Share this post!

1 comentarios :

l37krew dijo...

Es cierto que como pueblo nos rebusca os, y podríamos hasta surgir sin petróleo, si otros países lo han hecho porque no podríamos nosotros, pero necesitamos una reestructuracion profunda y una apertura inmensa del mercado

Publicar un comentario