¿Volvió la cuota balón?

¿VOLVIÓ LA CUOTA BALÓN?


Comenzando con la definición de indexación, es una técnica utilizada para ajustar pagos de ingresos mediante un índice de precios, a fin de mantener el poder adquisitivo del público luego de la inflación, mientras desindexación es la anulación de la indexación.



En el caso venezolano, se conoció como cuota balón aquellos créditos hipotecarios que estaban indexados a la inflación. Una modalidad que el propio chavismo eliminó en el año 2012, y que aparentemente está de vuelta.


¿QUÉ PASÓ RECIENTEMENTE?


El Banco Central de Venezuela (BCV) continúa ejecutando medidas poco tradicionales para estabilizar la inflación, motivado a que luego de aquel aumento del encaje legal y de la creación de un encaje legal especial de 100% a la banca (muy afectada en la actualidad), ahora decidió en una Resolución publicada en la Gaceta Oficial que los créditos solo comerciales deben cancelarse según la fluctuación del tipo de cambio oficial a partir del 28 de octubre del presente año. Todo ello, en función de desincentivar que el crédito se utilice para comprar divisas en el mercado no oficial, en momentos que la intermediación financiera de la banca ha caído a niveles históricos nunca antes visto del 13,3% (data al mes de agosto).

CARACTERÍSTICAS IMPORTANTES A CONSIDERAR DE ESTOS CRÉDITOS INDEXADOS:


Los créditos comerciales ya no se expresarán en bolívares, sino en una nueva unidad de cuenta denominada Unidad de Valor de Crédito Comercial (UVCC), y la valoración de estas unidades se medirá a través de un Índice de Inversión (IDI), el cual se establecerá en bolívares ajustados de acuerdo con la evolución de la tasa de cambio promedio ponderada en dólares de las mesas de la banca.

La tasa de interés anual ahora será denominada como TIBAC, para los créditos comerciales también se expresará en UVCC.

La Tasa Base de Descuento (TIDA), cuyo cálculo se hará en función de la evolución de la tasa de cambio oficial reconocida por el ente emisor en el plazo de la operación.

El BCV señaló que “el monto del préstamo en UVCC permanece constante hasta cuando se realice una amortización del crédito. No obstante, el préstamo en bolívares fluctúa en correspondencia con el valor del Índice de Inversión (IDI)”.

Las instituciones bancarias seguirán negociando con sus clientes condiciones tales como el plazo de financiamiento, amortización, garantías, entre otras.




¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES CONSECUENCIAS?


Motivado a que no se han ejecutado los ajustes necesarios en materia cambiaria, fiscal y monetaria para resolver los principales desequilibrios de la economía, expertos en la materia sostienen que esta medida impulsará la hiperinflación, padecida desde hace ya dos años.

Y es que, con la indexación de los préstamos al movimiento del dólar, dificulta al cliente planificar sus pagos, ya que los montos se modificarán cada mes y los cuales aumentarán dada la poca efectividad de las autoridades monetarias y financieras para estabilizar el mercado cambiario.

Por otro lado, el desconocimiento de los costos reales en los que se incurre al adquirir estos créditos, hace que el sector productivo nacional no se motive mucho con estos préstamos. Sólo profundizará los desequilibrios macroeconómicos y desincentivará aún más la actividad productiva, porque lo que estamos observando, son instrumentos de política para controlar tendencias cambiarias e inflacionistas, pero que ocasionan efectos depresivos en la economía real.

Lo cierto es que, la solución a la crisis no pasa por medidas aisladas u obligadas, por el contrario, se necesita estimular a la economía y generar confianza en los tomadores de decisiones, sin ello, toda política constituye medidas parciales y que no resuelven los problemas económicos del país.

Aunque pareciera que esa medida buscaba beneficiar a los bancos, que actualmente tienen serios problemas con la liquidez, es todo lo contrario. Ante esta situación, la solicitud de créditos va a ser menor, porque es un riesgo de que no pueda ser pagado.

RECOMENDACIONES:


La oportunidad mayor en este tipo de créditos se ubica en los exportadores, ya que estos generan divisas y cuya rentabilidad de su actividad comercial sea superior a la tasa de interés. Sin embargo, para los no exportadores, se recomienda cautela y realizar un cálculo conservador. Su rentabilidad tendría que ser muy alta para cubrir un aumento significativo del valor del crédito (UVCC) y, aun así, estarían asumiendo un imponderable, ya que la variabilidad del tipo de cambio es desconocida y puede presentar alzas significativas.

Para consultas o comentarios nos puedes escribir al correo electrónico [email protected] y con mucho gusto te responderé a la brevedad posible. Síguenos a través de la cuenta twitter: @RDN_Economia y si te gustó la columna de hoy difúndela entre tus contactos, amigos o conocidos. Si quieres recibir en tu celular ésta y otras informaciones, descarga la aplicación Telegram e ingresa al link t.me/RDNDigital y dale click a +Unirme.

Participa en nuestra encuesta que se presenta a continuación y déjanos un comentario al final de este espacio, para nosotros es importante saber tu opinión, de esta manera nos ayudarás a escribir mejores columnas y artículos para ti.







Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Cargando...