Euphoria: Puro arte audiovisual

EUPHORIA:

PURO ARTE AUDIOVISUAL





La nueva serie de HBO protagonizada por la actriz, cantante y bailarina ex Disney, Zendaya, ya finalizó este pasado domingo, dejando una estela de dudas, de fascinación y hasta de amor por parte de la audiencia.



Rara vez hablo dos veces de un mismo proyecto en tan corto tiempo, cuando inició la serie hace 8 semanas les comenté que me parecía escandalosa, algo atractiva con ese primer episodio, pero a ciencia cierta no sabía si iba a poder tolerar todo lo que la serie tenía por contarme, digamos que no soy muy amante de las historias que incluyen drogas porque básicamente nos hablan de lo mismo y EUPHORIA no escapó de ello, sólo que agregó adornos que me hicieron volar la cabeza.

La mayoría de los episodios fue dirigido por Sam Levinson -él mismo es quien produce y escribe los episodios- pero me encantó saber que Jennifer Morrison (Once Upon a Time, House M. D.) dirigiera el quinto, de hecho no tenía idea que lo hubiera hecho sino hasta que vi el sexto, no sabía que ella tuviera habilidades -tan buenas además- de dirección.

Durante los 7 capítulos restantes siempre estuve muy tensa, el clima que lograron con Nate y su padre fue descomunal, Nate a pesar de ser el villano de la serie, conecté mucho con él, Jacob Elordi hizo un trabajo excelente con el personaje y la escena del último capítulo donde literalmente pelea con su padre es de las mejores escenas que he visto en mi vida.

Jules por otro lado era mi personaje favorito, sin darse cuenta, ella se convirtió en la manzana de la discordia. Zendaya demostró que puede hacer cosas geniales, con profundidad, su último episodio fue bastante resaltante.




Hablo mucho del último capítulo porque a pesar que contó muy poco en una extensa hora, que esperábamos que ocurriera algo dramático/trágico, el montaje y la dirección estuvo especialmente deslumbrante, una pieza de arte para la televisión cortesía de HBO que vale la pena guardar en un cajón y sacarlo para cuando hablemos de los mejores que hemos visto. La escena final de Rue fue una fantasía que me hizo recordar a Dumbo y sus elefantes rosados con humo, así de incoherente, pero a su vez así de bella.

La serie en efecto no es para todos, toca temas muy actuales, más allá de las drogas y el sexo desmedido típico de la adolescencia, vemos lo que puede ser lo que ahora denominamos una relación tóxica –muy tóxica-, pornografía “infantil”, transgéneros, el fetichismo, el aborto en adolescentes; puede chocar con las sensibilidades de algunos, puede susceptibilizar la mente de otros y puede fascinar elementalmente a muchos como yo; además de contar el colmo de los colmos, eres hombre adolescente, te conviertes en mujer físicamente y mentalmente para terminar enamorada de una mujer, que ironía.




ESTA SEMANA SE ESTRENA




Para consultas o comentarios nos puedes escribir al correo electrónico [email protected] y con mucho gusto te responderé a la brevedad posible. Síguenos por nuestro Canal Temático en Telegram: t.me/SinEfectosEspaciales y entérate de las últimas novedades del mundo del Cine y la TV y si te gustó la columna de hoy difúndela entre tus contactos, amigos o conocidos. Si quieres recibir en tu celular ésta y otras informaciones, descarga la aplicación Telegram e ingresa al link t.me/RDNDigital y dale click a +Unirme.

Participa en nuestra encuesta que se presenta a continuación y déjanos un comentario al final de este espacio, para nosotros es importante saber tu opinión, de esta manera nos ayudarás a escribir mejores columnas y artículos para ti.







Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Cargando...