La odisea de comprar un celular en Venezuela

LA ODISEA DE COMPRAR UN CELULAR EN VENEZUELA





Para nadie es un secreto que Venezuela vive una crisis económica que ha dificultado la adquisición de bienes e insumos, y, en el caso de los celulares, la situación es aun más complicada. 


Comprar un celular en Venezuela


Comprar un celular nuevo es un lujo que muy pocos se pueden dar.



Reemplazar un teléfono con facilidad parece haber quedado en el pasado y resulta hasta impensable. Hoy día no solo se tiene que lidiar con los altos precios, si no también a que el pago del mismo se debe de realizar principalmente en dólares (porque algunos aceptan los bolívares, pero con el cambio del día).


En Caracas, un vendedor explicó cómo el negocio con los celulares termina por ser una especie de mafia; afirmó que solo los beneficiados por el gobierno, que obtienen dinero de manera ilegal, pueden adquirir un teléfono nuevo. “Ahora está pasando algo muy extraño; todo se maneja en dólares. Parece mentira, los que compran los equipos más caros los pagan con transferencia o en dólares”, indicó.



El comerciante comentó que el Smartphone más barato oscila entre los 50 o los 60 dólares: “¿Quién tiene esa cantidad de bolívares? Hemos visto casos de clientes que son bachaqueros, que sí han comprado celulares en dólares”, señaló.

En las tiendas ubicadas en Sabana Grande la baja en las ventas de los equipos se ve reflejada en sus vitrinas. Si alguien está interesado en un celular, debe entrar a la tienda y preguntar, porque los productos no tienen etiquetas que identifiquen los precios. La razón que argumentan los vendedores para esta medida es que es “injusto” para el comprador cuando va a preguntar por el precio de un equipo y regresa dos días o unas semanas después y ya no tiene el mismo costo.

Y es que, adquirir un celular de alta gama es algo impensable para los venezolanos, quienes han optado por reparar sus antiguos equipos antes que comprar uno nuevo.

El control de las importaciones de teléfonos hace muy difícil que los comerciantes puedan conseguir los últimos modelos y por ello prefieren dedicarse a reparar aparatos y vender repuestos.

Otra opción, que antes era viable, era poder conseguir “un perolito”, normalmente los ciudadanos que no tenían la posibilidad económica para comprar un teléfono inteligente o fueron víctimas de robos, recurrían a ellos para no quedar incomunicados, pero hoy día, un equipo de estos cuesta al menos dos salarios mínimos, dificultando aún más su compra.

Y, aunque las páginas de compra y venta por internet en algún momento fueron opciones rentables porque se podían encontrar teléfonos a un precio un poco más bajo, ahora esa realidad ha cambiado. Por ejemplo, en mercadolibre.com.ve los costes se igualan o hasta pueden opacar a los establecidos en los establecimientos dedicados a la venta. Además, los usuarios corren el riesgo de ser estafados o de recibir un equipo con fallas por una alta suma de dinero.

Así que, por donde lo quieras ver, la posibilidad de comprar un nuevo celular en Venezuela es cada vez más complicado, así como sucede con cualquier otro artículo electrónico, canasta básica, ropa o medicinas.



Cuéntanos ¿Qué te pareció la columna de hoy? No dejes de escribirme tus comentarios a [email protected] y sígueme en @ZonaTecnoRDN ¡Nos leemos la próxima semana! Si quieres recibir en tu celular ésta y otras informaciones, descarga la aplicación Telegram e ingresa al link t.me/RDNDigital y dale click a +Unirme.

Participa en nuestra encuesta que se presenta a continuación y déjanos un comentario al final de este espacio, para nosotros es importante saber tu opinión, de esta manera nos ayudarás a escribir mejores columnas y artículos para ti.







Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Cargando...