Cómo usar el jengibre para el resfriado

Cómo usar el jengibre para el resfriado





La raíz de jengibre es uno de los productos más versátiles que podemos encontrar, usado tanto en la cocina como para tratamientos cosméticos y de salud.


El jengibre


Y es que entre sus muchas propiedades, este alimento resulta ideal para ayudarnos a combatir el resfriado, aliviar los problemas respiratorios y mejorar nuestra salud.



Propiedades del jengibre


El jengibre cuenta con muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud, siendo un excelente aliado para la buena digestión y una gran fuente de antioxidantes. Pero además destaca por su capacidad para combatir la gripe debido a sus propiedades antivirales, siendo también excelente para reducir la tos y la congestión nasal y pulmonar gracias a su capacidad expectorante.

Sin duda se trata de un excelente ingrediente para alejar el malestar,pues usar el jengibre para el resfriado es muy simple ofreciendo resultados efectivos. Y en los siguientes pasos te explicamos las formas más simples de consumirlo.



Infusión de jengibre, limón y miel


Sabemos que ante la gripe no hay nada más reconfortante que una bebida caliente, mucho más si esta nos ayuda a combatir el malestar. Por eso la infusión de jengibre, limón y miel es una de las alternativas más potentes. Además de las propiedades de esta raíz, el limón aporta vitamina C y ayuda a combatir la congestión, mientras que la miel es antibiótica, antibacteriana y expectorante. Estos tres ingredientes juntos son muy potentes para combatir el malestar.

Realiza una infusión de jengibre con esta raíz, y una vez lista añade el zumo de medio limón y una cucharada de miel. Remueve bien y bebe al menos 3 tazas al día. No se recomienda usar infusiones de jengibre preparadas, pues se efectividad no es igual.

Zumo de jengibre, miel y limón


Si beber infusiones no es lo tuyo, también es posible usar el jengibre para el resfriado ingiriéndolo en un potente zumo. Toma un pedazo de jengibre, pélalo y añádelo a la licuadora junto con una taza de agua, medio limón pelado y una cucharada de miel.

Tritura todo, cuela y luego bebe. Notarás enseguida como esta refrescante combinación te hace sentir mejor. Puedes ingerir 3 vasos al día.



Vahos de jengibre


Si además de usar el jengibre para el resfriado quieres emplearlo para disminuir la congestión nasal y respiratoria, entonces los vahos con esta raíz son la solución perfecta. Simplemente hierve un trozo de raíz de jengibre durante 20 minutos, transcurrido este tiempo apaga el fuego y retira la olla.

Cubre tu cabeza con una toalla y, cuidadosamente, respira los vapores de esta infusión. Notarás como tus vías respiratorias enseguida se descongestionan, mejorando notablemente tu bienestar.

Este artículo es meramente informativo, no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Créditos: unComo.com

Participa en nuestra encuesta que se presenta a continuación y déjanos un comentario al final de este espacio, para nosotros es importante saber tu opinión, de esta manera nos ayudarás a escribir mejores columnas y artículos para ti.







Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Cargando...