Martes | 11/09/2018






Leer más!

Nacimiento | 11SEP


Leer más!

Fallecimiento | 11SEP

Leer más!

Ecología | Vida Verde


Leer más!

Entrega Especial | Nº 43


LO QUE DEBES SABER DE LAS FAJAS POST PARTO

Si tuviste o vas a tener un bebé seguro te has preguntado sobre las fajas post parto, su utilidad y sus contraindicaciones.



El uso de este artículo puede generar discusión entre los especialistas, pero la preocupación de las parturientas es real ¿debemos o no utilizar una faja luego de dar a luz? ¿qué tipo de faja debo escoger si mi alumbramiento fue parto vaginal o cesárea? 




Si quieres dar respuesta a esas preguntas, podrías optar por informarte a través de un blog de maternidad, pero lo importante es que tengas información básica sobre cómo y cuándo usar esta prenda y no olvidar que antes de tomar una decisión debes consultar a tu médico de confianza. Internet nos ofrece un sinfín de respuestas para esta pregunta, en la red encontrarás incontables blog de maternidad que ofrecen informaciones y testimonios diferentes, pero lo importante es que tengas información básica sobre cómo y cuándo usar esta prenda y no olvidar que antes de tomar una decisión debes consultar a tu médico de confianza.

¿Por qué usar una faja post parto?

Una faja post parto puede ayudar los órganos de tu cuerpo y tu piel regresen a su debido lugar, también puede coadyuvar a disminuir la hinchazón. Ciertamente, esta prenda le brinda más seguridad a la madre cuando se mueve, tose o maneja, especialmente después de una cesárea. Por otro lado, puede evitar el dolor en la espalda que generalmente se genera porque los músculos abdominales están muy débiles, y finalmente ayuda a recuperar la figura de la mujer, favoreciendo el aumento de su autoestima y bienestar.

Sin embargo, es importante considerar que no deben ser utilizadas de manera inmediata tras un parto o una cesárea; en general, sin importar si se trató de un parto vaginal o de una cesárea, lo ideal es esperar hasta la cuarentena y utilizarla puntualmente, durante no más de tres meses.

Si decides usar esta prenda, es importante tomar en cuenta el tipo de faja a elegir para cada caso. Por ejemplo, para los partos vaginales, se aconsejan las llamadas fajas tubulares que no oprimen la entrepierna. Son mejores porque si te han dado puntos por un desgarro o una episiotomía, no es recomendable que no uses una prenda que te dé calor en esa área.





En cualquier caso, debes saber que no se recomienda el uso constante, ni prolongado de esta prenda, porque puede dificultar los movimientos de los músculos abdominales y el flujo sanguíneo durante la práctica de actividad física debilitando los músculos de la zona abdominal, contrarrestando sus beneficios.

Recuerda siempre que para recuperar la figura que tenías antes de dar a luz, la faja por sí sola no realizará todo el trabajo, es necesario realizar ejercicio físico y mantener una alimentación sana para verte y sentirte bien.










Leer más!

Todos los Miércoles



Leer más!

Todos los Días


Leer más!
Cargando...