Lunes | 10/09/2018

Leer más!

Efemérides | 10SEP

Leer más!

Nacimiento | 10SEP



Leer más!

ABC Financiero | N° 192



DE REGRESO: 
CON MÁS MEDIDAS ECONÓMICAS

Súper contentos y recargados de buenas energías, vibras y sobretodo de mucha información económica y financiera, regresamos después de estas dos merecidas semanas de vacaciones, comenzando otro año de trabajo junto a la familia RDN Digital, agradeciendo a todos por su mensajes por Emails y Twitter. No señores, no nos hemos ido, aquí seguimos, y vamos a entrar de una vez en materia, lo que les gusta a ustedes nuestros lectores de ABC Financiero.



Y es que nadie puede discutir que en estas dos últimas semanas a nivel económico en el país ocurrieron muchos eventos que cambian el ritmo de vida de los venezolanos, después que el presidente del país Nicolás Maduro, anunciara un nuevo paquete compuesto de siete (7) medidas económicas a aplicar a partir del pasado lunes 20 de agosto de 2018, un resumen de estas medidas fueron:



La devaluación de un 97% en la tasa de cambio oficial, asegurando Maduro que iríamos “hacia un nuevo sistema cambiario” con “un solo tipo de cambio fluctuante anclado al petro”. También declaró su intención de eliminar la impresión de dinero como mecanismo de financiamiento del gasto público, origen de la hiperinflación que todos padecemos en el país. Se crearía un impuesto a las transacciones financieras y el impuesto al valor agregado se incrementaría de 12 a 16%. Adicionalmente, decretó un aumento de 35 veces en el salario mínimo, junto con un bono compensatorio. El nuevo salario mínimo serían unos 30 dólares a la nueva tasa oficial. El precio de la gasolina (que hoy es prácticamente gratis) sería llevado a precios internacionales, una medida que se complementaría con un subsidio directo a la persona que tenga el carnet de la patria.

PERO ¿QUÉ HA PASADO DESPUÉS DEL MENCIONADO ANUNCIO?

Principalmente las mencionadas medidas carecen de elementos que permitan resolver sus dos (2) principales problemas: primero, la generación de las divisas necesarias para importar los productos que el país no es capaz de producir y segundo, el país no tiene cómo producir las cosas que ya no puede importar.

En primer lugar, las medidas anunciadas no dan un plan efectivo de cómo se va lograr conseguir o generar más divisas, ya que conocemos la creciente caída de la producción petrolera y la incapacidad para atraer inversión extranjera en un entorno que no garantiza los derechos de propiedad, ha forzado al país a reducir sus importaciones por habitante en 84% en los últimos cinco años.

Y en segundo lugar, el gobierno con la práctica de las expropiaciones, nacionalizaciones y regulaciones orientadas a apropiarse del flujo de caja del sector privado, han agotado al aparato industrial. Como dicen “todo lo que toca lo daña”.

En otras palabras, las últimas medidas económicas que nos trajo el gobierno, siguen atacando las consecuencias y no las causas que están generando la crisis económica venezolana.




Por ejemplo, con el incremento en el salario mínimo, Maduro no tiene cómo pagar el aumento de salario de los empleados públicos y los bonos decretados sin usar la impresión de dinero, porque solo en septiembre, el impacto de los anuncios (sin incorporar los efectos sobre pensionados y los tres meses de sueldos de la pequeña y mediana industria que el gobierno prometió asumir) equivaldría a 80% del dinero en circulación. El dinero ya viene duplicándose cada treinta días y la inflación supera el 125%. No salimos todavía de la hiperinflación, que llegó a nuestras vidas en noviembre de 2017.

Por otro lado, el gobierno publicó una nueva lista de precios acordados (ya no se llaman controlados) y detuvo a varios gerentes de tiendas por el llamado “remarcaje” de precios y especulación. En estos pocos días, los venezolanos se han abalanzado sobre las tiendas con lo poco que tienen, las colas se han multiplicado y la escasez ha arreciado. En mi caso particular, visité varias farmacias y supermercados en la ciudad de Caracas, y los anaqueles están vacíos, me pregunto cómo se va a reponer esos inventarios.

En mi opinión, estas medidas decretadas hasta ahora no están ayudando a salir de la crisis, mucho menos a bajar al innombrable dólar paralelo, no veo que estén llegando insumos a los hospitales, por ejemplo en esta semana el problema de la luz en Caracas, ha venido presentándose con más frecuencia, situación que solo ocurría en el interior del país.

Por más que el ejecutivo no quiera reconocer, necesita recobrar la confianza sobre lo que hace, y eso no se construye con más controles ni ofreciendo oro (lingoticos) a la población. Por ejemplo, como medidas para atacar las causas de la crisis tendría que manejarse en recuperar el acceso a divisas a través de un programa que contemple financiamiento multilateral extraordinario, una significativa reestructuración de deuda y la apertura del sector petrolero a la inversión privada, medidas que jamás se han mencionado.


Pueden enviar sus comentarios a nuestra cuenta de correo electrónico: [email protected] o seguir nuestros comentarios y avances por twitter a través de la cuenta:@rdn_economia.



Loading...




Leer más!

Otra Economía | N° 8


LA RECONVERSIÓN MONETARIA (P2)

“El empresariado no ha renunciado a su posición de derrocar al gobierno de Maduro... No hay cosa más seria que no sintonizar con el dolor de la gente.”
Julio Escalona, ex guerrillero

INTRODUCCIÓN
Arrancó la reconversión monetaria, informaciones van y vienen, pero una cosa se oye mucho por acá por occidente: se espera una temporada de incertidumbre, algunos se atreven a vaticinar un desastre y como siempre, el pueblo espera. Los anuncios del gobierno sobre la nueva manera de calcular los salarios y sobre el anclaje de nuestra moneda al Petro dólar, son realmente asombrosos. En mis cuatro décadas de estudio, nunca escuché cosa parecida en este rincón del Caribe. Toda una novedad, en donde los que apoyan al presidente me dicen en la calle que esta parece la última oportunidad. Pero, ¿Realmente se ha dejado de tasar nuestra moneda al valor relativo al dólar USA? Como digo siempre esto de la economía es algo muy serio para dejarlo sólo en manos de los economistas.



Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, pero me animó mi editor a escribir un artículo este día tan especial donde retomamos nuestras actividades informativas. Los anuncios son por todos conocidos, pero yo haré mi análisis popular en estos cuatro: 1. el anclaje del bolívar soberano en una moneda virtual que tendrá el costo de un barril de petróleo, por lo tanto es un anclaje fluctuante y que podrá convertirse libremente con el dólar o con cualquier otra de las monedas de libre convertibilidad internacional acordadas por los países que ¿ganaron? La segunda guerra. 2. El aumento del salario mínimo y de las tablas salariales en función del nuevo anclaje, cómo han chillado los empresarios y sus voceros sobre este punto. 3. La entrada en el juego de las casas de cambio, para asegurar la libre convertibilidad de la moneda junto al aumento de las subastas públicas del DICOM y 4. El aumento de la gasolina a precios internacionales, con el consabido subsidio dado a través del carnet de la patria.





PEn principio y como lo afirmé en mi anterior artículo, salirnos de la esfera del dólar es algo deseado. Pero, en realidad, quizás no lo estamos haciendo del todo. El petro estará asociado al precio del barril de petróleo y este a su vez al sistema mundo. La única ventaja es que los países que quieran hacer negocios petroleros con nosotros, nos traigan suficiente moneda extranjera, para atender nuestros problemas y además que el precio del barril de petróleo no caiga estrepitosamente, por lo menos en los próximos años. Todo esto depende de nuestra producción, algo que mucha gente cree difícil de recuperar, sin embargo quiero ser optimista, porque la situación del paro en el 2002, fue peor y con un gobierno más débil que este. A pesar de esa situación de debilidad, en menos de seis meses, sino me falla la memoria, se recuperó la producción de cero a un millón de barriles día.

El gobierno ha reconocido la existencia de un dólar paralelo que rondaba el orden de los cinco millones de bolívares por dólar. De hecho hagan la regla de tres y el valor de sesenta bolívares soberanos por dólar USA equivaldría a seis millones de bolívares fuertes por el mismo dólar. El punto es que aumentar y anclar los salarios a este nivel, es casi como que “dolarizar” este rubro, algo impensable para los explotadores de la mano de obra venezolana. Pero ojo, el hecho de ofrecer financiamiento gratuito a la pequeña y mediana industria pagando nómina por noventa días, puede significar un reconocimiento de inviabilidad de la medida dado el tamaño de nuestra economía. Espero que hayan sacado bien las cuentas.

Otro signo de debilidad de estas medidas, en mi humilde opinión, es continuar con las subastas de DICOM. ¿Alguien puede dudar que estas subastas fueron utilizadas para obtener dólares baratos y especular con ellos en el mercado negro, dada la inexistencia de dólares en los bancos y casas de cambio? Nada me hace pensar que vaya a ser diferente ahora. ¿Por qué se insiste en entregar dólares por subasta a los empresarios? Deberían vender los dólares necesarios para las operaciones del gobierno directo en las casas de cambio y desde allí comprarlos todo el mundo, incluso los empresarios. Creo que por aquí se puede ir al infierno la reconversión, lo único que puede pasar es que el costo del dólar por encima de los sesenta bolívares soberanos no sea superado en la calle. Amanecerá y veremos.



Finalmente el aumento de la gasolina traerá roncha al pueblo, hasta ahora he oído dos versiones. Habrá un lector de código para que cuando llegues a la estación de servicio tu carnet de la patria te abra al subsidio. Pero existe otra versión de que tu tendrás que pagar lo que cuesta la gasolina y a través del carnet te llegará mensualmente un depósito con el subsidio. Esta última implica altos pagos por parte de los de a pié en la estación de servicio. Cuidado con los caracazos. Lo creo poco posible, pero no hay que dejarla de lado como posibilidad. 

Dios nos agarre confesados, pero creo que medidas de este calibre perturban de mas la paz de nuestra sociedad, ya tan llena de violencia. Esperemos que todo marche en paz. Hasta otra ocasión.








Leer más!

Todos los Martes


Leer más!

Todos los Días

Leer más!
Cargando...