Miércoles | 25/07/2018






Leer más!

Fundaciones | Caracas - 451 años


Leer más!

Nacimiento | 25JUL


Leer más!

Larga Vida | N° 135


PIEL HIDRATADA, PIEL HERMOSA

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, por esto debemos ser garantes de su cuidado. El calor y las altas temperaturas contribuyen a que nuestra piel esté ‘sedienta’ y sea más susceptible de resecarse, sufrir quemaduras o que puedan aparecer pequeñas lesiones.



Cosas muy sencillas pueden mantenerla sana pero hacemos caso omiso ya sea por descuido o porque nuestras múltiples obligaciones no nos dejan cabeza para nada más.



Lo principal es hidratarnos desde adentro. Tomar agua es fundamental para que nuestra piel luzca tersa, fresca. Piensen que si no nos hidratamos, seremos como una planta marchita. Entre el 15% y el 20% del agua de nuestro organismo se encuentra en la piel, porcentaje que con la edad va disminuyendo, ya que perdemos la capacidad para retenerla

Lo siguiente es utilizar productos de aseo personal adecuados a nuestro tipo de piel. Sí, sé que suena a odisea en medio de la situación económica actual pero debemos evitar el uso de jabones detergentes para nuestro aseo personal pues la gran cantidad de químicos pueden traer graves daños a nuestra piel. Mejor elige un jabón neutro. Los de glicerina y los de avena son maravillosos y funcionan para todo tipo de pieles.

Las cremas hidratantes no pueden faltar, incluso para quienes tenemos piel grasosa. Busca alguna que se adapte a tus necesidades y aplícala de manera uniforme, especialmente en codos y rodillas que son zonas que tienden a resecarse. Codos, rodillas y plantas del pie, conviene hidratarlas con cremas que contengan urea en concentraciones del 20 al 50%.

Exfolia tu piel. La renovación celular y la descamación también se ralentizan con el paso de los años, lo cual provoca un aspecto más seco y que comiencen a aparecer arrugas. Algunas células muertas no son renovadas y, al interrumpirse la correcta comunicación intercelular, la piel se deshidrata y pierde densidad.



El uso del protector solar es clave para el día a día pues los rayos de nuestro astro rey pueden causar estragos en la piel. Desde manchas y envejecimiento prematuro hasta enfermedades más graves como cáncer en la piel. Ojo con esto, especialmente si vamos a la playa. Usemos bloqueador, además de sombreros y no nos expongamos al sol por tiempos prolongados.

Desmaquillarse es un hábito que a veces puede resultar muy tedioso pero es increíblemente necesario. Remueve el maquillaje antes de dormir pues en esas horas es que la piel respira y se regenera. No bloquees a los poros. Durante el día se acumulan partículas del ambiente y la contaminación que pueden favorecer la deshidratación y la desvitalización.

Procura ingerir alimentos con altos contenidos de vitaminas y minerales para contribuir con la elasticidad y buen aspecto de la piel. Muchos vegetales verdes, fibra, cereales y además si tienes la posibilidad, consulta a tu médico sobre algún suplemento que puedas adquirir en una farmacia. Entre los aceites esenciales que más hidratan destaca el aceite vegetal de aguacate, ya que contiene gran cantidad de vitaminas (A, B y E) y ácidos grasos. También el aceite de germen de trigo tiene buenas propiedades antioxidantes y capacidad de nutrir en profundidad.



Próximamente les escribiré sobre mascarillas para usar y mantener una piel hermosa, lo prometo. Estén pendientes a las siguientes columnas y micros de Larga Vida.

Si deseas dejar tus dudas o comentarios, puedes escribirme al correo electrónico: [email protected] además recuerda participar en la encuesta que aparece más abajo para que me digas qué te pareció la columna de la semana.

Feliz semana y ¡Larga vida!





Leer más!

Todos los Jueves


Leer más!

Todos los Días


Leer más!
Cargando...