Sábado | 07/07/2018


Leer más!

Efemérides | 07JUL


Leer más!

Nacimiento | 07JUL

Leer más!

Fallecimiento | 07JUL


Leer más!

Zona Tecnológica | N° 76


¡CUIDADO CON EL FOMO!

¿Miras sin parar tu móvil para ver qué sucede en las redes sociales? ¿Te la pasas pendiente de las actualizaciones, invitaciones y reacciones de familia y amigos en las redes? Aunque no lo creas o lo niegues, ya tienes una nueva adicción.



FOMO son las siglas en inglés de “fear of missing out”, cuya traducción al español es "miedo a perderse algo". La expresión describe una nueva forma de ansiedad surgida tras la popularización del móvil y las redes sociales, una necesidad compulsiva de estar conectados.



En mayor o menor medida, todos sufrimos FOMO. Una reciente estadística indica que el 56 % de los usuarios de redes sociales son sensibles a este tipo de trastorno de ansiedad, y que la mitad ha aumentado en el último año la frecuencia con la que visita esas webs.

Y la adicción a ellas resulta común. El FOMO es la manifestación moderna de un miedo típico, el de la exclusión. Somos animales programados para formar parte de un grupo, y las redes sociales cumplen el papel que antes tenían las amistades físicas. En el mundo real, es fácil ignorar lo que ocurre fuera de nuestro campo de visión, pero en el digital estamos a un clic de saber qué hacen nuestros amigos en cualquier momento.

Pero ¿De qué manera me afecta el FOMO? Además de provocar sensaciones de estrés e irritabilidad, otras de las formas en que el FOMO te afecta es al provocar daños en la visión, aumentar las posibilidades de tener insomnio y problemas para dormir, elevar tus niveles de estrés, hacer que te distraigas con más facilidad y evitar que te concentres.



También ocasiona dolores de cabeza y dificulta la convivencia y comunicación cara a cara con las personas que te rodean, por lo que tu relación con ellas puede verse seriamente afectada.

Además el FOMO puede hacerte pensar que existen demasiados lugares por conocer, eventos a los cuáles asistir, libros por leer y películas por ver, lo que te podría hacer sentirte ansioso y lleno de pendientes. Y la constante comparación de tu vida a través de las redes sociales con la de otras personas que sigues puede provocar depresión.

Sin duda el FOMO es un síndrome cada vez más común entre las personas, lo ideal es que no te olvides de mantener un equilibrio entre tu vida fuera y dentro de internet.



Cuéntanos ¿Qué te pareció nuestra columna del día de hoy? No dejes de escribirme tus comentarios a [email protected] y sígueme en @ZonaTecnoRDN

¡Nos leemos la próxima semana!





Leer más!

Todos los Domingos


Leer más!

Todos los Días


Leer más!
Cargando...