Viernes | 29/06/2018






Leer más!

Efemérides | 29JUN

Leer más!

Nacimiento | 29JUN


Leer más!

Fallecimiento | 29JUN



Leer más!

Fundación | La Guaira - 429 años


Leer más!

Espacio Íntimo | N° 60


INTIMIDAD CON UN ENFERMO

Hoy, hablaré un poco de Psicología y espero que quienes logren proyectarse, sientan que su situación, no es una anomalía.



Un destacado psicólogo venezolano, docente de la UCV, sostiene: “El cuerpo grita por la noche lo que la boca calla”. La enfermedad, es un conflicto entre la personalidad y el alma, es decir, la enfermedad no es mala, solo nos indica que nos estamos equivocando de camino.



En este sentido, tener una condición de salud específica o convivir con una persona que atraviese dicha condición, supone una intimidad diferente; llena de cuidados, paciencia y en algunos casos, abstinencia; algo complicado de tolerar para muchos, cuando se ha llevado una vida activa en pareja. Pero, ¿Es esto el fin de una relación?

El subsistema conyugal, en oportunidades como éstas, medirá la fuerza del lazo que los mantiene. ¿No es acaso en la buenas y malas?... Lamentablemente, estamos acostumbrados a “genitalizar” los encuentros y creemos que la intimidad, solo se resume en "meterlo y ya": gran error, pues nosotros somos más que cuerpo.

Sostener una diada bajo este factor, sí genera cambios dentro de la convivencia: niveles considerables de estrés, cansancio, preocupaciones, depresión, cambios anímicos y físicos, por lo que es propicio preguntarse: ¿Qué es la vida en pareja?



PARA EL CÓNYUGUE:

Es necesario hacer revisión de nuestro sistema de creencias y preguntarnos: ¿Qué significa para mí el matrimonio?, ¿Qué elementos considero componen la relación de pareja? Y, en virtud de esas respuestas, hacer introspección y valorar si nuestra actitud frente al estado de salud de nuestra pareja, ha sido la más favorable.

Aunque, pudiéramos hablar de un posible “duelo”; puesto que la conciliación de nuestros deseos carnales con el cónyuge se ha perdido de cierta forma. Lo más recomendable, es buscar comprender que quien enferma, más allá de necesitar nuestra lástima o desprecio, necesita apoyo; por algo es nuestra pareja.

Claro, nadie nos obliga a quedarnos, sin embargo, enfoques psicológicos conocidos sostienen que nos relacionamos en función a como nuestros padres se relacionaron. Hey! Quizá sea oportuno que te revises y veas por qué “inconscientemente”, rechazas lo que estás viviendo, en lugar de aceptarlo como parte de la vida en pareja.



PARA EL "ENFERMO":

Lo principal, es no sentir culpa. Independientemente del período de salud que tengas, lo importante es no autoflagelarte ni victimizarte. Lo real, es tomar acciones para mejorar.

Según mi juicio, la enfermedad no existe, existe el cuerpo gritando “revísate”. Detrás de cualquier síntoma (somatización), hay un malestar emocional que necesita ser atendido.

Por tanto, la orientación y atención psicológica, es el mejor camino para sanar.
La muerte, a pesar de saber que es lo más seguro que tenemos, suele ser ignorada. Pero cuando la sentimos cerca, se genera una frecuencia muy distinta; vemos que la vida es más simple de como la llevamos y justo ahí, deberíamos preguntarnos ¿Es la intimidad salvaje e intensa lo mejor de la vida?, quizá sí o quizá no. Tal vez, terminemos por darle mayor importancia a las relaciones afectivas, aunque no ofrezcan el clímax de los 20 años.



EL HUMOR

Es el ingrediente mágico en cuanto a sistemas de sanidad. No es ocultar el cuadro clínico, sino favorecer espacios para el disfrute como pareja dentro del momento adverso. Un poco de endorfinas y serotonina, no caerán mal al cuerpo.

Recuerden, lo que nunca sana, siempre repite y lo mejor de una vida en pareja feliz, es el sentir desde la convicción de amar y no desde la necesidad de ser amado.

Recuerden que pueden escribirme sus experiencias, comentarios e inquietudes a través del correo electrónico [email protected]. Seguir nuestra cuenta en Instagram: @EspacioIntimo_RDN o nuestro canal en Telegram t.me/Espacio_Intimo.

¡Extraordinario fin de semana! Un abrazo gigante. Se me cuidan





Leer más!

Todos los Sábados


Leer más!

Todos los Días


Leer más!
Cargando...