Lunes | 02/04/2018












Leer más!

Efemérides | 02ABR


Leer más!

Nacimiento | 02ABR



Leer más!

Fallecimiento | 02ABR



Leer más!

ABC Financiero | N° 171


OTRA RECONVERSIÓN MONETARIA

Primeramente, definiéndola, para los que no la recuerdan, la reconversión es una política monetaria que tiene como principal objetivo, colocar correctivos (aunque yo lo llame maquillaje) a elementos que distorsionan la economía, como son la inflación (en  nuestro caso hiperinflación), la liquidez monetaria, disminución del poder adquisitivo, entre otros. 



En términos más sencillos, la reconversión monetaria se basa en  la transformación paulatina del signo monetario a una nueva escala, es la simple disminución de ceros a la moneda actual. 




Ya lo habíamos vivido, y es que el 6 de marzo de 2007, en el marco de una Ley Habilitante, el Presidente Chávez ordenó la realización de una reconversión monetaria que consistiría en la eliminación de tres ceros a la moneda. Se trató de un proceso que duró nueve meses en una acción de política económica que adoptó el Gobierno Central, ejecutado por el Banco Central de Venezuela y que culminó el 31 de diciembre de 2007, con la implantación de una nueva familia de billetes y monedas la cual comenzó a circular el primero de enero de 2008. 

¿EN QUE CONSISTE ESTA NUEVA RECONVERSIÓN? 

En la eliminación de otros tres ceros, creando un nuevo cono monetario, llamado bolívar soberano; en tal sentido el presidente del Banco Central informó que Venezuela contará con una nueva serie de monedas de 0,5 céntimos y un bolívar así como billetes de 2, 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 bolívares y comenzará a usarse a partir del 4 de junio del presente año.




¿PERO QUE NO ESTAMOS CONSIDERANDO? 

Hay factores de orden operativos en tan corto plazo para la implantación de este nuevo bolívar soberano, como son los cambios en los sistemas de computación de los bancos, el entrenamiento del personal, la adaptación de las maquinas fiscales, la necesidad de programar los cajeros, la dotación de más puntos de ventas para minimizar el uso del efectivo, entre otros. A ello se agrega la virtual imposibilidad del pago con la nueva familia de billetes y monedas de la gasolina, el metro y otros servicios públicos con precios excesivamente bajos. Fueron nueve meses en la primera y ahora tenemos menos de tres meses ¡Increíble! 

Lo cierto es que este año es electoral, y esta reconversión busca esconder la hiperinflación que padecemos todos los venezolanos y vender la errada idea de que tenemos unas autoridades que sí están tomando las medidas económicas adecuadas para superar esta crisis, pero seguimos sin atacar las causas, sólo las consecuencias. 




¿QUÉ VIENE? 

Adelantándose a los acontecimientos, lo más seguro es que el 4 de junio no estará lista la reconversión monetaria; la nueva familia de billetes y los viejos estarán juntos en la calle por un buen tiempo; continuaremos con el problema de escasez de efectivo, sin o con nuevo cono monetario; y esta será una de las nuevas reconversiones que vendrán, ya que el poder adquisitivo en nuestros bolsillos sufre cada día por la alta inflación, situación que no mejorará con este nuevo cono monetario. 

Pueden enviar sus comentarios a nuestra cuenta de correo electrónico: [email protected] o seguir nuestros comentarios y avances por twitter a través de la cuenta:@rdn_economia.
survey software











Leer más!

Todos los Martes


Leer más!

Todos los Días


Leer más!
Cargando...