Sábado | 10/03/2018













Leer más!

Efemérides | 10MAR

Leer más!

Nacimiento | 10MAR




Leer más!

Fallecimiento | 10MAR


Leer más!

Zona Tecnológica | N° 62


VENEZUELA SIN INTERNET

Ese famoso mensaje que tanto odiamos: “Sin conexión a Internet” se ha vuelto recurrente en la vida de los venezolanos, sin importar la compañía o el estado de proveniencia la falla está latente. Las compañías encargadas de dar los servicios han tenido un pronunciamiento mínimo ante las múltiples quejas de los usuarios.


Y es que, el internet se ha vuelto imprescindible en la vida de todos nosotros; tanto así que, en julio del 2016, la Organización de las Naciones Unidas declaró el acceso a la red como un derecho humano; y en Venezuela, es un derecho del cual pocos pueden gozar hoy día.




Según Marianne Díaz Hernández, abogada e investigadora de la organización Derechos Digitales: “En términos de velocidad y acceso, el servicio que Cantv presta en Venezuela ubica a la nación al fondo de la fila en indicadores de calidad en la región. La velocidad promedio de internet es 1,6 Mpbs, y solo 0,5% de las conexiones disponibles en el país (incluyendo todos los proveedores) sobrepasan los 10 Mbps. Esto nos sitúa a una distancia abismal de países como Uruguay o Chile, cuyo promedio de velocidad de conexión oscila entre los 8 y los 10 Mbps”. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Venezuela tiene la peor calidad en la conexión a Internet. 

No contar con este servicio no se trata solo de no hacer las tareas o no poder leer las noticias. Mariengracia Chirinos, directora de Libertades Informativas del Instituto de Prensa y Sociedad de Venezuela (Ipys), subraya que el acceso a Internet es considerado un principio fundamental para los Derechos Humanos en el mundo. “Es un servicio público que debe garantizarse por ser fundamental, como la electricidad, el agua, etc. En la medida que los ciudadanos tienen un mal servicio, por fallas de inversión, infraestructura, mantenimiento o por condiciones políticas, se limitan las posibilidades de que los ciudadanos se puedan informar libremente. Más bien, se genera un círculo de desinformación porque empieza a verse una desconexión entre los ciudadanos y la realidad, ante las imposibilidades de tener niveles óptimos de navegación”.

Por poner un ejemplo: Carolina Aular, en los Jardines de El Valle, tiene más de dos años sin Internet, y nunca ha logrado que la empresa del Estado envíe a un técnico. Le pagaron a uno por su cuenta, el servicio regresó por escasas dos semanas y volvió a irse. “Es un círculo vicioso que no se resuelve, no sabemos cuál es la razón del problema, para comprar un módem debe ir un técnico de Cantv a verificar, y tener un número de autorización. Eso no pasa y un módem en la calle es muy costoso. Mi papá ha ido varias veces y nada”, reclama. En Mercado Libre, los aparatos nuevos cuestan no menos de un millón de bolívares y el precio puede superar los 4 millones.





El Estado es el propietario de la mayoría de la infraestructura de la red troncal de Internet a través de la estatal Cantv, reporta Freedom House. “Impactados por la falta de inversión y de mantenimiento, el deterioro de los servicios es notorio". En marzo de 2017, el presidente de la Cámara de Empresas de Telecomunicaciones (Casetel) advirtió que, si el gobierno no tomaba las medidas correctivas necesarias, los servicios de telecomunicaciones continuarían deteriorándose.

Y para sumar más desgracias a este tema, las empresas de telefonía se quejan por los robos frecuentes de sus equipos. Freedom House indica que en los primeros nueve meses de 2016 se registraron 506 casos en 306 estaciones de transmisión de Movistar, cifra que se habría incrementado en el 2017 y los números del 2018 se esperan sean peores.

En ocasiones, extensos sectores de algunas ciudades se han quedado sin Internet debido al vandalismo. En octubre de 2016, se creó una nueva Dirección de Seguridad de Telecomunicaciones, adscrita al Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, para atender este tipo de delitos. También se abrió una línea telefónica para recibir informes sobre fallas o ataques a la infraestructura de telecomunicaciones. Hasta ahora, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminales (CICPC), ente a cargo de llevar a cabo las pesquisas, no ha divulgado los resultados de sus investigaciones.

En la urbanización donde vive Greasy Bolaños en Guatire se robaron los cables. Ocurrió hace tres meses. Supieron que esa era la causa de su desconexión porque una noche unos vecinos vieron a unos muchachos montados en un poste. “Hicimos el reporte y la respuesta que hubo fue que no tenían cables, ni equipos”. Para Bolaños, vivir sin red es estresante. Utiliza al máximo el Internet de su trabajo y en la noche se limita a abrir solo Whatsapp en su celular. Para colmo, hay un solo punto específico de su casa a donde llega su señal de Movistar. “Cambiar de operadora ahora es un gasto adicional que no puedo costear”.




Y para terminar; Marianne Díaz afirma: “El deterioro creciente de la infraestructura no es causal ni accidental. Se deriva de decisiones y políticas públicas implementadas desde las estructuras de poder. Por ende, al permitir que los ciudadanos sufran las consecuencias del deterioro de la infraestructura, el Estado incumple con sus obligaciones de garantizar un mínimo de acceso a los servicios básicos e incurre en acciones que, al valorarse en el contexto de otras políticas, como las normativas para regular, filtrar y sancionar contenidos en Internet, pueden considerarse indicadores claros de un estado de censura”.

A este paso, si no se le hace el correcto mantenimiento e inversión a la red, son contados los días que le quedan a este servicio en nuestro país.

Y tú, ¿eres de los afectados con las fallas del internet? No dejes de escribirme tus comentarios al correo electrónico [email protected] y sígueme en twitter por la cuenta: @ZonaTecnoRDN

¡Nos leemos la próxima semana!








Leer más!

Todos los Domingos


Leer más!

Todos los Días


Leer más!
Cargando...