Lunes | 26/02/2018











Leer más!

Nacimiento | 26FEB


Leer más!

Fallecimiento | 26FEB


Leer más!

ABC Financiero | N° 166


CRIPTOMONEDAS: ¿UNA BURBUJA?

Para quien todavía no tiene conocimiento de esta modalidad de intercambio de dinero digital, existen las criptomonedas, o también conocidas como criptodivisas o criptoactivos (o cryptocurrency en ingles).



En sus casi 9 años de existencia, las criptomonedas han ido ganando paulatinamente la atención del público general y de los medios de comunicación. Desde 2011, el interés ha aumentado rápidamente, en especial, durante el ascenso vertiginoso de Bitcoin, en abril de 2013. 




El Bitcoin empezó a operar fue en el 2009 y, desde entonces, han aparecido muchas otras con diferentes características y protocolos como Litecoin, Ethereum, Ripple, Dogecoin, entre otras.

Para los que le han hecho seguimiento, su crecimiento no tiene precedente en la historia, con ganancias que superan el 100.000% en cuestión de meses, pero surge la duda: ¿Estaremos en presencia de una burbuja financiera?

Conociendo un poco sobre las burbujas, es como un fenómeno que se produce en los mercados financieros, en buena parte debido a la especulación, que se caracteriza por una subida anormal, incontrolada y prolongada del precio de un activo o producto, de forma que dicho precio se aleja cada vez más del valor real o intrínseco del producto. El proceso especulativo lleva a nuevos compradores a comprar con el fin de vender a un precio mayor en el futuro, lo que provoca una espiral de subida continua y alejada de toda base factual. El precio del activo alcanza niveles absurdamente altos hasta que la burbuja acaba estallando, debido al inicio de la venta masiva del activo cuando hay pocos compradores dispuestos a adquirirlo. Esto provoca una caída repentina y brusca de los precios, llevándolo a precios muy bajos, incluso inferiores a su nivel natural, dejando tras de sí muchas de deudas. A la fecha, no existe una teoría ampliamente aceptada que explique su ocurrencia.





Las burbujas más sonadas fueron: Tulipomanía (especulación con los tulipanes holandeses en el siglo XVII), Burbuja de los mares del Sur (a principios del siglo XVIII), Crack de 1929 en Estados Unidos, Burbuja financiera e inmobiliaria en Japón desde 1980 a 1990, Crisis financiera asiática en 1997, Burbuja punto com entre 1997 y 2001 y la tan sonada Crisis económica de 2008 originada en Estados Unidos.

Volviendo a las criptomonedas, es muy difícil decirlo aseverarlo, motivado a que por ejemplo el Bitcoin es extremadamente especulativo y con una sola buena o mala noticia, podemos ver el precio subir o bajar un diez por ciento. Por ejemplo, hace poco en el mes pasado, el mercado de las criptomonedas vivió un auténtico estado de pánico, en la que fue una de las caídas más fuertes que tuvo. Éste en conjunto llegó a valer 800.000 millones de dólares, y para enero 2018 llegó a los 555.000. Durante la primera semana del año las criptomonedas tuvieron una subida bastante fuerte, y se habían mantenido estables en torno a las cifras alcanzadas con una subida general en torno al 30%. Sin embargo, lo que empezó como una ligera caída fue alimentado por el temor de los inversores, y en 24 horas hubo monedas que dejaron entre un 20 y un 40%. Ripple cayó un 27%, Ethereum un 10%, o Bitcoin un 12,5%.

Lo cierto es que estamos en un mercado totalmente nuevo con activos deflacionarios que no se parece a nada que hayamos visto hasta la fecha. Hay mucho más que analizar en esta supuesta burbuja de las criptomonedas.

El Directivo Ejecutivo de JP Morgan, Jamie Dimon comparó a Bitcoin con la mencionada burbuja del Tulipomanía. Una de las burbujas más grandes de todos los tiempos, ocasionada por una demanda de tulipanes que se disparó rápidamente, junto con el precio. Muchos invirtieron en bulbos de tulipán pensando que eran una gran inversión para el futuro, sólo para estrellarse unos años más tarde. Muchos de los primeros inversionistas hicieron una fortuna si vendieron temprano, pero un montón de gente perdió todo lo que tenía.




En el caso de Bitcoin es una moneda no inflacionaria con un gran equipo y tecnología de alta calidad y tiene como factores positivos que se puede utilizar para comprar muchos productos en línea, como también hay innumerables establecimientos físicos que aceptan Bitcoin. Pero también existen un montón de Criptomonedas que son sencillamente inútiles, y sin embargo, tienen una capitalización de mercado de millones, ejemplo el Dogecoin que no posee ningún propósito específico detrás de esta moneda.

Por lo pronto, no tenemos certeza de que esta burbuja (si lo es) vaya a estallar en el corto plazo, lo que si puedes, si deseas meterte en este mundo digital es documentarte primero para encontrar qué criptomonedas de alta calidad quisieras invertir y guardarlos para un futuro no tan lejano. Si creas una adecuada cartera, podría contar una fortuna en unos años. Este nuevo espacio está lleno de oportunidades y sólo tienes que aprovecharlo. 

Debes atento a las informaciones al respecto por las posibles regulaciones necesarias que vendrán y las medidas de seguridad que deberías considerar a la hora de invertir, consejos que se las traeré en la próxima columna.

Pueden enviar sus comentarios a nuestra cuenta de correo electrónico: [email protected] o seguir nuestros comentarios y avances por twitter a través de la cuenta: @RDN_Economia.









Leer más!

Todos los Martes


Leer más!

Todos los Días


Leer más!
Cargando...