Viernes | 16/02/2018







Leer más!

Nacimiento | 16FEB

Leer más!

Fallecimiento | 16FEB

Leer más!

Larga Vida | N° 104


Cómo mejorar la memoria a largo plazo

La memoria, lamentablemente, se va perdiendo con el paso de los años, aunque también hay enfermedades que pueden producir olvidos como es el caso del Alzheimer. 



Mantener el cerebro en buena forma es una de las maneras de evitar e, incluso, de mejorar la memoria.




Ejercicios y juegos para mejorar la memoria

En general, estos ejercicios mentales los puede poner en práctica cualquier persona porque son fáciles y muy entretenidos de realizar. De todos modos, en el caso de que se tenga Alzheimer o cualquier otra enfermedad que suponga una pérdida de memoria, es importante consultar siempre con el médico.

Sudokus: Una de las mejores maneras de activar la memoria es hacer pasatiempos. Dentro de ellos, los sudokus son los más idóneos porque requieren hacer cálculos mentales para su resolución. Precisamente, el cálculo mental es otra excelente forma de mantener la memoria. En ambos casos, se debe comenzar con operaciones más sencillas para poderlas resolver e ir avanzando para subir de nivel.

Sopa de letras y autodefinidos: Otros pasatiempos que igualmente son beneficiosos son las sopas de letras y los autodefinidos, porque también obligan a pensar y a concentrarse, así como todos aquellos juegos en los que hay que detectar errores o diferencias entre dibujos o imágenes.

Juegos de cartas: Por supuesto, son de gran utilidad todos aquellos juegos de cartas en los que debes recordar qué cartas se han puesto ya sobre el tapete de la mesa para diseñar las jugadas, como puede ser la brisca, el guiñote o el póker.

Otra variante son los juegos de naipes, en los que hay que memorizar las cartas o bien recordar algunos elementos que las contengan con el fin de adivinarlas después, emparejarlas por colores y objetos iguales, etcétera.





Técnicas físicas para mejorar la memoria

Otra de las formas de mejorar la memoria a largo plazo es hacer actividades físicas, pero que conllevan cierta memorización. Es una forma muy divertida y amena con la que no solo se mejora la mente, sino también el cuerpo.

Aquí entraría, por ejemplo, el aerobic, porque tienes que aprenderte una coreografía y movimientos distintos en cada clase o el step. Pero hay más opciones, que van desde la natación sincronizada a una clase de baile de salón o de ritmos modernos.

La memoria también la puedes ejercitar con un circuito de entrenamiento en el que debas realizar una serie de actividades en un orden concreto porque, igualmente, hay que acordarse de ellas. En resumen, es bueno hacer cualquier ejercicio físico que no sea repetitivo y en el que siempre haya que aprenderse un orden o unos movimientos concretos.




Estrategias rutinarias para mejorar la memoria

Mejorar la memoria a largo plazo no es complicado ni hay por qué realizar las actividades que hemos comentado, aunque son más efectivas. Con pequeños gestos en el día a día también puedes conseguir buenos resultados, siendo un buen comienzo. Tan solo es preciso cambiar rutinas y actividades que se hacen por inercia o sin pensar.

Por ejemplo, una alternativa es cambiar la ruta que se sigue entre casa y el trabajo para tener que activar el cerebro para llegar al destino por otras calles o lavarte los dientes utilizando el brazo contrario. Otra opción es modificar el orden en el que haces rutinas en casa como limpiar, tratando de empezar por otra habitación.

Son actos sencillos del día a día que son también efectivos para saber cómo mejorar la memoria a largo plazo y que dan buenos resultados.

Fuente: unComo.com




Leer más!

Todos los Sábados


Leer más!

Todos los Días


Leer más!
Cargando...