Sábado | 27/01/2018


Leer más!

Efemérides | 27ENE


Leer más!

Nacimiento | 27ENE


Leer más!

Fallecimiento | 27ENE

Leer más!

Zona Tecnológica | Nro. 57


TRANSHUMANISMO, EL FUTURO QUE NO ESPERA

Eternamente joven, poderes sobrehumanos, vida eterna… Y es que, aunque suene a película de ficción, es a lo que aspiran los transhumanistas: los seres humanos deben ajustarse al nuevo orden mundial y el progreso tecnológico deberá permitir la supuesta optimización de nuestra especie. Continúa leyendo y conoce más sobre esta filosofía.



Como concepto y movimiento relativamente joven que es, el transhumanismo se encuentra en constante redefinición. No obstante, su premisa fundamental es la de buscar la superación de los límites, sobre todo biológicos, del ser humano gracias a la tecnología, hasta lograr lo que se conocería como “posthumano” (Un post-humano es un descendiente humano que ha sido aumentado hasta tal punto como para haber dejado de ser humano, sus capacidades mentales y físicas superarían de lejos a las de cualquier humano, sería más listo que cualquier genio y capaz de recordar cosas con mayor facilidad. El cuerpo no se vería afectado por enfermedades y no se deterioraría con la edad, dotándole una juventud y vigor indefinidos).

El transhumanista considera que las limitaciones que afectan al ser humano como consecuencia de su naturaleza biológica son negativas. Su condición de entidad biológica mortal limita su tiempo de vida y le obliga a sufrir la pérdida de sus seres queridos; las enfermedades que le afectan le ocasionan sufrimiento; las limitaciones de su entorno generan miseria y desigualdades; su inteligencia limitada por la biología le dificulta vencer los obstáculos que el mundo y la vida le plantean.

Los medios por los que los transhumanistas esperan alcanzar la posición de post-humano incluyen: nanotecnología molecular, ingeniería genética, inteligencia artificial (algunos creen que las inteligencias artificiales serán los primeros post-humanos), sustancias anímicas, terapias anti envejecimiento, dispositivos neurológicos, herramientas avanzadas para la gestión de información, sustancias potenciadoras de la memoria, vestimentas computarizadas, invenciones de bajo coste y técnicas cognitivas. Los posthumanos podrían ser totalmente sintéticos (basados en inteligencia artificial) o podrían ser el resultado de realizar mejoras parciales de un humano biológico o un transhumano.

Pero, ¿De dónde provienen estas ideas? El concepto moderno de transhumanismo se atribuye al filósofo y futurólogo Fereidoun M. Esfandiary, también conocido como FM-2030. Esfandiary escogió su alias (FM-2030) basado en la esperanza de trascender sus límites biológicos y alcanzar con vida el año 2030, año en el que habría cumplido 100 años y en el que esperaba que la tecnología hubiera avanzado lo suficiente como para permitirle alcanzar la vida eterna. Desgraciadamente, Esfandiary falleció como consecuencia de un cáncer de páncreas en el año 2000; no obstante, de alguna forma persiste en su empeño de alcanzar la vida eterna, dado que se encuentra actualmente crionizado en las instalaciones de Alcor Life Extensión Fundation, la institución más conocida dedicada a la criogenización humana (Método por el cual se somete a una persona a condiciones de frío intenso con el objetivo de preservar su cuerpo en condiciones para ser reanimado en el futuro).

Lo cierto es que, el transhumanismo ha recibido muchas críticas. Sus detractores cuestionan tanto la credibilidad de sus postulados, como, sobre todo, su moralidad. 

Hay quienes lo consideran como algo propio de la fantasía o la ciencia ficción. Generalmente, añaden el argumento de que el transhumanismo sería una nueva religión que pretende conseguir adeptos a base de prometer imposibles, especialmente relacionados con la vida eterna.

Otros consideran que resulta inmoral preocuparse tanto por una mejora tan sustancial en la vida y perdurabilidad de algunos seres humanos cuando hay otros, azotados por la enfermedad y la miseria, que ni siquiera pueden disfrutar de una vida digna. Además, argumentan que la progresión del transhumanismo supondría destinar a sus fines recursos que bien podrían dedicarse a mejorar las condiciones de vida de los más necesitados. 

Lo cierto es que, se esté de acuerdo o en contra de sus ideas, parece que el transhumanismo ha llegado para quedarse y si los transhumanistas están en lo cierto, nosotros podríamos ser una de las últimas generaciones de humanos en vagar por el planeta.

Y tú, ¿Te consideras transhumanista? No dejes de escribirme tus comentarios a [email protected] y sígueme en @ZonaTecnoRDN

¡Nos leemos la próxima semana!

Leer más!

Todos los Domingos


Leer más!

Todos los Días


Leer más!
Cargando...