Martes | 09/01/2018


Leer más!

Efemérides | 09ENE

Leer más!

Nacimiento | 09ENE


Leer más!

Los Cuentos de Encarnación | Nro.142


EL NUEVO TÍO

¡Feliz 2018 mis queridos lectores!

Espero que hayan podido disfrutar y descansar durante estas fiestas. Yo particularmente pude ir a mi tierra y ya les iré contando en las próximas ediciones lo que fui viviendo por allá. Pero el día de hoy les tengo un cuento que realmente resultó inesperado para mí: saben que siempre ando adoptando sobrinos por ahí... ¿cierto? Pues resulta que ahora la adoptada ¡fui yo! Les cuento...

A pesar de que soy capaz de entablar conversaciones con desconocidos, mis verdaderos amigos-hermanos son contados y han pasado años para establecer esas relaciones. Los papás de mis sobrinos los conozco desde hace años luz... En fin, soy como bien selectiva con los realmente cercanos.

Tengo varios años viviendo en el mismo edificio y realmente no había establecido relaciones de amistad con ningún vecino, con algunos conversaba más que con otros, pero la cosa no pasaba de allí. Un día, en una de esas conversas ocasionales de pasillo o ascensor, comenté que estaba necesitando un documento. Un vecino se ofreció a ayudarme a gestionarlo para lo cual acordamos que él sería mi "tío" al momento de entregar los papeles de solicitud.

A partir de eses día, mi nuevo "tío" me echaba la bendición cada vez que nos veíamos y yo comencé a llamarlo tío para seguir con esa extraña "complicidad". Estas navidades le avisé de mi ausencia para que estuviera pendiente de cualquier cosa en mi casa y él estuvo pendiente de mi regreso; tan pendiente que me fue a buscar al terminal cuando llegué en la madrugada y estos días que se han presentado unas situaciones inesperadas (problemas con una tubería y la lavadora que no quiere exprimir bien) me ha estado ayudando.

Es decir, mi nuevo tío se ha convertido en un verdadero tío... esto de hacer y hacerse familia es algo hermoso y gratificante.

Entonces, a pesar de que el comienzo de año ha sido accidentado (exprimir a mano es una tortura y conseguir un repuesto de cualquier cosa es complicado), el seguir encontrando personas como mi tío nuevo, que sencillamente están allí para apoyarlo a uno, me renueva la esperanza de que cualquier dificultad puede ser superada, porque somos personas buenas y podemos ser realmente buenas personas.

¿Y ustedes? ¿Cuánta familia han "adquirido" o recuperado desde que me comenzaron a leer? Cuéntenme a través de [email protected] o por los @LosCuentosdeE y vayan preparando sus cuentos porque este año vuelve el Concurso de Mini Cuentos de esta columna.

¡Hasta el próximo martes! 

Leer más!

Todos los Miércoles


Leer más!

Todos los Días


Leer más!