¿Qué pasa con tu huella digital cuando falleces?


¿QUÉ PASA CON TU HUELLA DIGITAL CUANDO FALLECES?





Día a día generamos información pública y privada a través de las redes sociales y de Internet. Con el paso de los años hemos ido creando nuestra identidad digital, pero ¿Te has preguntado que pasa con nuestra huella digital cuando morimos? Existe un temor de que dicha información quede expuesta y alguna persona la utilice de manera incorrecta. Es por ello, que en nuestra columna de hoy te contamos las políticas a seguir de las principales redes sociales ¡Comencemos!


¿Qué pasa con tu huella digital cuando falleces?


Para evitar que nadie se adueñe de lo que no le corresponde o que la información que se mantenía oculta continúe estándolo una vez el usuario ha fallecido, merece la pena activar ciertas opciones en las redes sociales que asegurarán que nuestro contenido no quedara abandonado o expuesto.







Facebook. Esta red social te ofrece la opción de tener un contacto de legado al que traspasar toda la información una vez se notifique la muerte del usuario. Además, es la persona que administrará nuestra cuenta si esta pasa a ser algo parecido a un obituario online, una página conmemorativa (esta opción permite que tus amigos sigan publicando en tu perfil que se convierte en un mural de celebración a tu vida). Los usuarios pueden decidir con anticipación qué quieren que suceda con sus cuentas cuando fallezcan, si eliminarlas o mantenerlas como recuerdo para amigos y familiares. Basta con entrar en Configuración, seguridad, contacto de legado, y pulsar la opción “eliminación de la cuenta”.

Twitter. Twitter es más contundente que Facebook. La red social entiende que si ya no estás nadie debería usar tu cuenta por ti. Por ello, la política de Twitter es la de eliminar la cuenta de los usuarios fallecidos. Se debe notificar el fallecimiento también con una copia del certificado de defunción, entre otros datos.

Instagram. Tiene una política similar a Facebook porque también puedes “memorializar” tu cuenta. Para hacerlo un familiar tuyo o tu representante legal tiene que reportar a la empresa de tu muerte y hacer la solicitud de convertir tu perfil en un “in memoriam”. También pueden pedir que se cierre la cuenta. La solicitud será válida si presentan la documentación pertinente que incluye certificado de nacimiento, defunción y un comprobante de que la persona que hace la solicitud es el representante legal de la persona difunta.

Como ves, estas tres grandes plataformas tienen muy claro que pasa con tus perfiles en redes sociales cuando mueres; pero si aun así crees que es complicado o tedioso te contamos que también se ha fomentado la creación del llamado testamento digital.




Como ocurre con los testamentos convencionales, existen muchas formas de redactar un testamento digital. La más común es escribir un documento con todas tus posesiones digitales, las claves para acceder a ellas, y una autorización a una persona de confianza para que pueda acceder a todo este contenido cuando fallezcas.

En el mismo debes de incluir datos como: cuentas de correo, contraseñas, servicios de suscripción (que nos seguirán cobrando aún después de fallecer, si no los cancelamos), cuentas bancarias y otros fondos financieros, contenido personal en Internet (fotos, vídeos, y documentos en la nube), contenido personal en formato físico (ordenadores, discos duros, memorias USB, móviles), entre otros.

Cuéntanos ¿Qué te pareció la columna de hoy? No dejes de escribirme tus comentarios a [email protected] y sígueme en @ZonaTecnoRDN.

Participa en nuestra encuesta que se presenta a continuación y déjanos un comentario al final de este espacio, para nosotros es importante saber tu opinión, de esta manera nos ayudarás a escribir mejores columnas y artículos para ti.

¡Nos leemos la próxima semana!






Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Cargando...