Otra Economía | N° 12


LA INTERVENCIÓN DE LAS PULGAS


“¡Ay de los que añaden casas a casas y juntan campos con campos, hasta no dejar sitio, y vivir ellos solos en medio del país!”
Profeta Isaías, capítulo 5, verso 8




INTRODUCCIÓN
Créanme que estuve esperando ansiosamente este fin de semana para llegar a Maracaibo y visitar el intervenido Mercado Popular Las Pulgas. Había visto unas fotos en www.panorama.com.ve y como desde que era estudiante universitario, hace unas décadas atrás, pasaba siempre por allí, me impresionaron grandemente; puesto que mostraban unos espacios abiertos que muchos de los que tienen menos de cuarenta años a lo mejor no sabían que existían. El espacio público es parte de la economía de un país, tan importante, que sin este el mercado de bienes y servicios tiene muchas limitantes para desarrollarse. Ocupar ilegalmente el espacio público, es una forma de robar un bien común que produce satisfacción de necesidades y bienestar social.




Lo primero que deseo compartir es el asombro de la cantidad de espacio público que se liberó con la intervención de las Pulgas por parte del gobierno regional. Cada manzana del mercado está separada de su vecina por unos ocho metros de calle, cuatro metros de acera y dos metros de resguardo hasta la puerta del local que te toque ver desde la calle. Todo ese espacio estaba ocupado, no por buhoneros informales, sino por otros negocios formalmente construidos con materiales muy característicos de las obras civiles permanentes: pocetas, vigas de acero de diferentes perfiles, tubos de acero para construcción, cerámica de alto tráfico, porcelanato e inclusive puertas enrollables de alta calidad, solo para mencionar algo de lo que vi arrumado al final de cada calle ahora convertido en desechos sólidos.




Mientras caminaba, observaba que un altísimo porcentaje de los locales estaban cerrados. Pregunté en dos locales de comida, formalmente establecidos en el mercado, cuál era el menú para el día: sopa de chocozuela, la costilla está muy cara. Los precios: desde 4 hasta 45 soberanos de acuerdo al tamaño de la taza. Un local de víveres abrió y ofrecía sus productos de contado, puesto que la intervención había cortado la electricidad en todo el mercado. Una estrategia de guerra muy común.

Una ferretería apenas abría, cuando pasé por la última manzana del lado este, un cliente le pregunta por las copias de llaves y la forma de pago: 100 soberanos y aceptamos transferencias. Y entonces la recordé a ella: la vendedora de empanadas de mojito y refrescos de mi cuarta columna (El Perverso Circuito del Efectivo) Casi que corro a partir de ese momento, pero al haber tantos cuerpos policiales alrededor de ti, nunca lo hagas o serás detenido. Llegué rápidamente y vi su kiosko rojo rojito destruido, ¿dónde estará? Bien difícil será encontrarla.

Estoy detrás del Unicentro Las Pulgas, un centro comercial privado que se construyó posterior al mercado, pero el detallazo es que, me estoy dando cuenta de que en la manzana de la esquina de la Av. Libertador entre Las Pulgas y este centro comercial hay una plaza, amplia, con jardineras y asientos. Era una plaza incógnita y me informa un comerciante que en la esquina contraria está otra que aún tiene las construcciones invasoras encima de ella. Esa plaza también fue tomada por los constructores civiles de los negocios informales del mercado.

Camino hacia el callejón de los pobres, la calle 99 o comercio como se le llama popularmente, paso por el frente de las torres petroleras, sede de PDVSA y me doy cuenta que los locales de alrededor no están, pero aquí la construcción civil no existió nunca, la infraestructura no lo permitía, no hay acometidas de aguas servidas, ni de electricidad disponibles. Me doy cuenta, al llegar a la calle 99, de que las mesas con techo de acero de construcción, perfectamente ordenadas aún están, lo que si quitó la intervención gubernamental fueron las mesas que ocupaban el centro de los casi cinco metros que tiene libre esta calle entre las mesas del lado norte y mesas del lado sur. Los dueños de estos espacios, están colocando su mercancía y entonces les pregunto: ¿por qué a ustedes no y a las pulgas si? ¡Porque nosotros somos patrimonio cultural del municipio! Una pendejada, un municipio que considera la venta de productos de contrabando, muchos de ellos, su patrimonio. Gracias Di Martino.





Ganar el espacio público es apenas el comienzo, mucha gente sentía que caminaba por un desierto, puesto que el bullicio y el gentío no existen por ahora en estos espacios. Alegra ver que se va a poder caminar sin tropezar con alguna mesa mal colocada. Pero este paso no es suficiente. La cantidad de bienes destruidos por la intervención y los días de paralización de un mercado tan importante causa un estancamiento económico que la nación no necesita. Espero que aceleren su recuperación

Para que un mercado tan amplio y bien diseñado llegue a estas condiciones, tiene que haber mucho cómplice y mucho dinero dispuesto a invertirse. Ya me informan de la detención preventiva de algún que otro militar de altísimo rango. El daño que se le ha hecho a la economía de la ciudad por la falta de organización de este mercado y su consecuente secuestro por las mafias que vivían (¿?) en él es incalculable, pero todavía podemos poner a producir ese sitio para comercializar de una manera más expedita los productos de la mesa del zuliano.

¿Qué viene ahora? No lo sé, supongo que el gobernador tiene muchos más enemigos hoy que ayer. Veremos qué pasa y en un próximo análisis estudiaremos los acontecimientos económicos que pueden generarse a partir de esta intervención. Por ahora, la liberación del espacio público no es poca cosa, toca al pueblo organizarse y no dejárselo quitar nunca más. Por eso digo la economía es algo muy serio para que el pueblo organizado se la deje a las mafias de Las Pulgas.

Participa en nuestra encuesta que se presenta a continuación y déjanos un comentario al final de este espacio, para nosotros es importante saber tu opinión, de esta manera nos ayudarás a escribir mejores columnas y artículos para ti. Hasta la próxima







Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Cargando...