Positiva-Mente | N° 46


EL SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL:

OTRA FORMA DE MALTRATO INFANTIL





Una situación que ocurre más seguidamente de los que nos imaginamos en las familias hoy día le damos un nombre, S.A.P (Síndrome de Alienación Parental) es un desorden psicopatológico en el cual el niño o adolescente denigra e insulta a uno de sus progenitores sin justificación, es un “lavado de cerebro” por parte de uno de los padres hacia los hijos en contra del otro progenitor alentado por la obsesión y el odio profundo que pueda sentir este por su ex conyugue, consecuencia generalmente de una ruptura amorosa, un divorcio. 


El Síndrome de Alienación Parental, otra forma de maltrato infantil


En casos más graves llegan a sufrir de paranoias las cuales afectan directamente a los hijos, puesto que son ellos los que sufren del síndrome desarrollando un odio patológico e injustificado hacia el progenitor “Alineado” teniendo consecuencias devastadoras en el sano crecimiento y desarrollo del niño.

Las consecuencias de este síndrome en los niños/adolescente se evidencian durante todo su proceso de desarrollo social, emocional e intelectual, sin embargo, es en la adultez donde se agrava esta situación.




Durante la edad adulta la vida nos presenta un sin fin de situaciones difíciles de afrontar, en las cuales; estas personas experimentan miedo, dolor irracional, terror a la soledad y al abandono, sienten ansiedad y depresión, esto los conduce a buscar desesperadamente “pertenecer” a quien sea y como sea sin lograr nunca una satisfacción y estabilidad emocional, no conscientes que merecen ser amador, respetados y valorados simplemente por “ser”.

El autoestima es ausente pues es muy difícil amarnos, querernos y respetarnos si no hemos tenido quien no demuestre que debe ser así, si no hemos tenido un modelo que seguir. Probablemente repetiremos este patrón si no activamos el botón de alerta, lo cual aumenta la incapacidad de ser buen esposo / esposa, buena madre/ padre.

Es importante hacer consciencia que nuestro roles de padres son independiente de nuestro rol de esposos, por lo tanto, si después de la llegada de los hijos las circunstancia conllevan a una ruptura sentimental, un divorcio debes tener presente que esta separación es del hombre o de la mujer y no de la madre o del padre de tu hijo, se debe conciliar seguir llevando una relación cordial por el bienestar y felicidad de ese ser que cada uno ama desde lo más profundo de su ser.





Déjame conocer tu comentarios, dudas o sugerencias de temas, puedes escribirme al correo electrónico: [email protected], también puedes seguir nuestra columna en Instagram: @PositivaMente_RDN y suscribirte a nuestro Canal en Telegram: t.me/PositivaMente_RDN.

Participa en nuestra encuesta que se presenta a continuación y déjanos un comentario al final de este espacio, para nosotros es importante saber tu opinión, de esta manera nos ayudarás a escribir mejores columnas y artículos para ti.








Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Cargando...