Otra Economía | N° 10


LA TORTURA DE SER PENSIONADO

“Honra a tu padre y a tu madre, así prolongarás la vida en esta tierra que el Señor, tu Dios, te va a dar”
Éxodo, capítulo 20, verso 12




INTRODUCCIÓN
Una de las características que más le adoso en estos artículos al gobierno nacional, es su falta de credibilidad ante la gente de la calle. Una encuesta realizada por Hinterlaces el mes pasado corroboró este comentario hecho por mí desde julio pasado. El anuncio del pago de la pensión de vejez por parte del IVSS a precios mínimos soberanos era toda una expectativa. Es un "bojote" de dinero en manos de personas muy vulnerables. Pero, ¿pagaron realmente sueldo mínimo? ¿Atendieron dignamente a los pensionados? ¿Viendo en la práctica lo que ha pasado, son nuestros "viejitos" una prioridad para las instituciones? Esto es más una denuncia que un análisis económico y me perdonan que me aproveche del espacio.



Con cuanta alegría recibió mi madre la noticia de que había sido incluida como pensionada del IVSS a través de la Misión el Amor Mayor a partir del mes de enero del 2018. Es una de esas mujeres de nuestro pueblo que trabajaron toda su vida en “oficios del hogar” una categoría despectiva y machista que en el fondo era una manera de decir “no trabaja”. El reconocimiento de este trabajo ha sido muy criticado y muy poco aceptado, primero en el gobierno de Chávez y luego en el de Maduro, porque hasta ahora este trabajo era desconocido socialmente. Es una verdad del tamaño del sol, se los digo porque soy testigo del tremendo trabajo que tuvo que ejercer mi viuda madre con tres hijos menores de quince años para que treinta años después de la muerte de mi papá todos nosotros estuviéramos graduándonos en algún pregrado universitario. Así que si alguno piensa que con ochenta y dos años a cuestas mi señora madre no merecía un reconocimiento del Estado, me perdonan pero están equivocados y deben mirar con mayor misericordia a la mujer venezolana.




Sin embargo, alguien no supo sacar las cuentas y algo tan elemental como: ¿Cuántos pensionados pueden atender en los bancos del Estado? Ha hecho reventar más de una sede bancaria en varias ciudades del país. Soy cliente del banco español que se precia de tener entre sus siglas la “uve” castellana. Por ser un banco privado y representante de un gobierno no amigable con el nuestro, el número de pensionados que atiende es mínimo, el castigo consiste en no trasladar fondos del Estado al banco de un gobierno no amigable. Al segundo día de atención no hay colas en sus taquillas, pero según ellos no pueden atender a sus clientes, puesto que esos días son para atender pensionados. Se pierden unas cuantas horas hombre de trabajo de atención al público y entrega de efectivo. Según ellos es orden de SUDEBAN, lo cierto es que es política del banco, puesto que tres agencias diferentes en dos ciudades venezolanas me contestaron lo mismo: “No podemos atenderle puesto que estos días son exclusivos para los pensionados, por órdenes de SUDEBAN”. Vaya usted a saber, no me dio tiempo de corroborar esto en la SUDEBAN, puesto que la única sede que existe en el Zulia está en Maracaibo y yo vivo en Ciudad Ojeda.

Hice todo el papeleo para que el IVSS me autorizara a cobrar la pensión de mi señora madre. No me entraba en la cabeza la imagen de mi mamá, con una fractura de fémur soldada y apoyada en un bastón de cuatro patas hacer una cola de al menos quinientas personas, (créanme no exagero) el viernes pasado según el funcionario del banco ya habían recogido y atendido parcialmente a ochocientas cédulas a las diez de la mañana, por lo tanto ya no iban a atender a más nadie. El gentío alrededor del Banco Bicentenario de Ciudad Ojeda el viernes 14 de septiembre, hablaba claro de lo cierto de la información.

Pero eso no es todo, la cantidad de dinero que mi señora madre podía cobrar, estaba muy lejos de lo que se anunciaba en medios del gobierno. Sólo recibiría cuatrocientos soberanos, doscientos por la primera y segunda parte no retirada y doscientos por esta última parte. Por la escasez de plástico para tarjetas aún no se ha podido asignar a mi madre su tarjeta de débito, entonces ella no podrá cobrar el 100% de su pensión, ¿es así o alguien se saltó la ley? Qué fácil es decir por televisión que las cuentas de los pensionados se pueden manejar como cualquier otra, si no se ponen los medios esto no se podrá materializar, por lo menos en nuestro caso.

¿Por qué tanta gente en los bancos del Estado y muy poca en los privados? Castigar a la banca privada con el retiro de fondos de pensiones, en perjuicio del tiempo de atención para con nuestros pensionados, es pecado y de una bajeza tal, que desdice de la prioridad que el Estado dice tener para con nuestros viejitos. No puede ser que un funcionario no sepa que si más del 70% de las pensiones son derivadas a la banca pública, esta pierde su capacidad de atender dignamente a sus clientes. ES INJUSTO.





Así se pierde una acción de justicia social, reconocer el trabajo del hogar, pero no dar dignidad a la entrega de ese reconocimiento es realmente perder la coherencia y con ello la credibilidad. Como digo siempre, parafraseando a Churchill, la economía es algo muy serio para dejársela sólo a los economistas.

Hasta otra ocasión








Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Cargando...