Zona Tecnológica | N° 80


¡CUIDADO! LA BATERÍA DE TU MÓVIL PUEDE EXPLOTAR EN PLENO VUELO

Justo cuando un avión comercial iba a despegar de Barcelona a Ibiza, hubo una situación que asusto a todos los pasajeros a bordo, y es que, un celular explotó dentro del avión provocando pánico y desesperación entre la gente.



Ahora, muchos se preguntarán ¿qué pudo haber ocurrido para que el móvil ardiera de forma tan repentina, y, que otros factores pueden provocar que la batería de mi celular explote? En nuestra columna de hoy te lo contamos ¡Comencemos!



En el caso del incidente del martes en Barcelona, el celular estaba conectado a una batería externa portátil cuando se produjo el accidente. Este tipo de baterías deben ir siempre en el equipaje de mano para evitar que un posible accidente ocurra en la bodega, donde nadie podría verlo ni alertar de la situación. Y es que, cuando el terminal se está cargando aumenta su temperatura, y los riesgos de que la pila se estropee. Por eso es mejor no usarlo durante el proceso; más aún, dentro de un avión.

Los especialistas en el tema indican que cargar un aparato con una batería portátil siempre fomenta su sobrecalentamiento.

Otro factor que puede provocar este tipo de accidentes es la exposición al calor. Cuando la carcasa de plástico que protege la batería se calienta demasiado, es posible que se estropee o que llegue a arder. Por eso es importante alejarlo del calor.

Algunos fabricantes como Samsung o Tesla están tratando de crear baterías con sustancias retardantes de llamas que, por lo menos, reduzcan los daños potenciales. En cualquier caso, si el teléfono está en el suelo del avión, el peligro puede ser alto porque los motores generan calor.



Un estudio reciente señaló que un avión que transporte 100 pasajeros podría tener unas 500 baterías de litio a bordo, sumando relojes inteligentes, laptops, cámaras, tabletas, teléfonos y otros dispositivos. Por este motivo, la Autoridad Civil de Aviación (CAA) de Reino Unido indico que la enorme cantidad de baterías de litio que transporta la gente en los aviones plantea un creciente riesgo de incendio.

Como ya sabemos esta no es la primera vez que un teléfono arde dentro de un avión. En octubre de 2016, la explosión de un Galaxy Note 7 de Samsung obligó a evacuar un vuelo en Estados Unidos. El propietario del dispositivo dijo que sintió cómo el aparato se calentaba dentro de su bolsillo y que vio salir un humo verdoso.

Samsung dijo que el aparato ardió por problemas con la batería. Varios de sus clientes experimentaron problemas similares, y eso se tradujo en un fiasco tecnológico.

Según Hideki Yasuda, del Ace Research Institute de Tokio, en Japón, “los fabricantes de smartphones están tratando de comprimir las baterías en soportes pequeños y finos”, pero “esa moda genera cada vez más una tendencia a la sobrecarga”.

Así que, si quieres sentirte seguro mientras viajas, nunca pierdas de vista tu móvil y cargadores externos, así podrás reaccionar a tiempo en caso de un incidente como el corrido en Barcelona.



¿Qué te pareció nuestra columna del día de hoy? No dejes de escribirme tus comentarios a [email protected] y sígueme en @ZonaTecnoRDN

¡Nos leemos la próxima semana!





Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Cargando...