Sábado | 09/12/2017


Leer más!

Efemérides | 09DIC


Leer más!

Nacimiento | 09DIC


Leer más!

Fallecimiento | 09DIC

Leer más!

Zona Tecnológica | Nro.54


FRACASOS TECNOLÓGICOS EN EL 2017

La tecnología ha logrado cosas impensables y ha avanzado a pasos agigantados; sin embargo, no siempre ha tenido la mejor de la suerte. 


Durante este año muchos productos tecnológicos salieron al mercado y todo parecía indicar que tendrían un futuro prometedor, pero la realidad fue otra. Y en nuestra columna de hoy, hablaremos de los cinco (5) fiascos tecnológicos que nos deja este 2017 ¡Comencemos!

Kodak Ektra. Kodak intentó este año hacerse un nombre en el mundo de la telefonía móvil inteligente. El resultado fue que la veterana firma comercializó un dispositivo de mediocres especificaciones y, en donde más esperanza se podía esperar de ellos, la fotografía, fue un desastre. El terminal ofrecía un sensor de 21 megapíxeles, pero un mal trabajo de procesamiento eclipsó su calidad. En las primeras reseñas se criticó una deficiente reproducción del color, fallos en el enfoque automático o un extraño comportamiento a la hora de capturar la luz. Y si a todo esto le sumamos su escasa duración de batería tendremos como resultado un móvil destinado al fracaso rotundo.

Samsung Bixby. Estaba llamado a romper la hegemonía de Siri y Google Assistant en la batalla de los asistentes virtuales por voz. Pero debutó con mal pie, con funciones limitadas, y solo entendiendo el inglés. Llegó, más tarde, a varios idiomas, entre ellos el español. Pero los planes se truncaron en el momento en el que no se logró que iniciara su funcionalidad con el dispositivo Galaxy S8, lanzado en abril. Tuvieron que pasar hasta tres meses para que se pudiera utilizar, y solo en el mercado norteamericano. El resultado, un lanzamiento decepcionante.

Windows Phone. Microsoft nunca acertó de pleno en el campo de la telefonía móvil. Hizo buenos teléfonos móviles y apostó por este campo desde que adquiriera al fabricante Nokia en 2013 en uno de los movimientos empresariales más cuestionados de la historia. En octubre de este año la empresa aseguro que seguiría dándole soporte a los usuarios de Windows Phone con actualizaciones de seguridad, pero ya no estarían centrados en desarrollar nuevas funcionalidades para la versión móvil de su sistema operativo. Se puede decir entonces que el sistema ha muerto y no recibirá nuevas versiones.

Yahoo. La firma norteamericana Yahoo ha certificado este año su muerte. En octubre de este año se reveló que se comprometieron todas las cuentas del gestor de correos electrónicos, es decir, afectó a mil millones de perfiles. Lo peor no fue eso, sino que la propia compañía tardó años en darse cuenta. Esas acciones mancharon la imagen de la empresa y perjudicaron la operación de la misma; este tipo de situaciones son difíciles de perdonar y olvidar, por lo que el futuro de la empresa cuelga de un hilo este 2017.

Fake News (noticias falsas). Facebook, Twitter y las redes sociales más importantes siempre han defendido que no son medios. Y lo cierto es que medios de comunicación como tal no son, pero sí contribuyen a su difusión. Y como catapultas de la información han tenido responsabilidad y muchas cosas que decir a raíz de las acusaciones e investigaciones sobre la conexión de grupos pro-rusos en las pasadas elecciones de EE.UU. La posible injerencia rusa y su impunidad ante las noticias falsas han sido una de las mayores crisis a la que han tenido que lidiar las compañías tecnológicas. En especial, Twitter, Facebook y Google, cuyos representantes han tenido que acudir a declarar en las investigaciones iniciadas en el Senado norteamericano. Para intentar contrarrestar esta polémica, las firmas anunciaron paquetes de medidas y pusieron en marcha acciones como eliminar más de 200 perfiles en Twitter vinculados a grupos extremistas. Este episodio, que seguirá dando de qué hablar el próximo año, marca un antes y un después en el tratamiento informativo de las plataformas digitales y el hábito de consumo de noticias.

Estos cinco ejemplos nos muestran que la realidad empresarial de la industria tecnológica es cambiante, volátil, y depende en gran medida de la intuición. Saber cuándo hay que apostar por la ruptura y cuándo hay que apostar por la continuidad es un extraño arte, ya que puede suponernos la ruina por una razón o la otra. Con una competencia voraz, las mejoras tecnológicas generan una escalada en la que seis meses pueden ser suficientes para que algo pase de novedoso a completamente obsoleto.

Y como esta columna es la última de este año, aprovecho para desearles a mis fieles seguidores bendiciones y felices fiestas, que reine en sus hogares el espíritu del amor y la paz; esperando poder acompañarlos durante el 2018, con un año lleno de tecnología e innovación.

No dejes de escribirme tus comentarios a [email protected] y sígueme en @ZonaTecnoRDN.

¡Nos leemos en el 2018!

Leer más!

Todos los Domingos


Leer más!

Todos los Días


Leer más!
Cargando...