Viernes | 17/11/2017






Leer más!

Efemérides | 17NOV



Leer más!

Nacimiento | 17NOV


Leer más!

Fallecimiento | 17NOV

Leer más!

Entrega Especial | Nro.07


¿Cómo solucionar el clásico problema del vídeo torcido?

¿Cuántas veces hemos torcido la cámara de nuestro teléfono móvil, por accidente, cuando estábamos haciendo un vídeo? ¿O bien no tenemos un buen pulso precisamente y ha salido todo el vídeo movido? Para evitar estos problemas, los operadores de cámara utilizan herramientas especiales que lograrán que la cámara esté siempre en su sitio. 


¿Esto quiere decir que no podemos hacer nada para solucionar el problema de un vídeo que se mueve demasiado, o que se tuerce a mitad de la reproducción? Lo cierto es que si: Existen herramientas especiales, muy fáciles de utilizar, que nos lo permitirán hacer.

Por ejemplo, con Movavi Video Editor lo tendremos fácil. Puedes visitar su página web para descubrir todo lo que puede hacer por nuestros vídeos.

Aunque la forma de arreglar este problema será diferente dependiendo de la herramienta en cuestión, vamos a ver algunos datos genéricos que nos ayudarán con el problema.

¿Cómo puedo solucionar un video torcido o movido?

Lo primero que tendremos que hacer es identificar la línea de tiempo del programa y añadir a la misma el vídeo que queremos modificar. 

Si tenemos un vídeo que se tuerce a mitad de la reproducción, pasando de horizontal a vertical, o viceversa, tendremos que dividirlo previamente. Avanzamos en la línea de tiempo hasta el momento exacto en el que hacer la división (cuando se produce el cambio de dirección) y cortamos (herramienta Split).

Nos centramos tan sólo en el archivo de vídeo que tiene una posición incorrecta. Será tan sencillo como buscar la opción de girar y devolverlo a su sitio.

Finalmente unimos todo como un clip de vídeo y pulsamos la opción de renderizar.

Si tenemos un vídeo grabado con un pulso loco: Esto es más complicado de solucionar. Lo más recomendable es buscar un programa que disponga de la función que lo haga de forma automática. En ella tan sólo tendremos que tocar ciertos valores para ajustar el efecto a lo que queremos conseguir. También podemos intentar lograr el ajuste de manera manual, girando el vídeo de la forma correcta en cada frame del vídeo.

Esta última opción es la más trabajosa y es que podemos estar incluso horas para una simple escena. Sin embargo, si lo hacemos bien, será la que mejor quede.

Estos son los pasos que debemos seguir para estabilizar un vídeo hecho con cualquier dispositivo.
Leer más!

Espacio Íntimo | Nro.41


El BDSM
Bondage y Disciplina, Dominación y Sumisión, Sadismo y Masoquismo

Es un conjunto de prácticas sexuales no convencionales, que implican dolor (sentirlo o infligirlo), juego de roles, control físico y psicológico; pactando tres reglas y límites, con la idea de alcanzar el goce, mediante el ejercicio de sus fantasías:

Sano. Si el fin de la sesión, es producir placer físico y/o emocional, se debe dar dentro de unos términos fijados por los dos actores.
Seguro. Crear los medios necesarios para evitar posibles contagios de enfermedades y el cuidado de la integridad física y emocional de ambos.
Consensuado. Respetar los límites acordados, previo al encuentro, en virtud de los gustos de cada cual.

Una vez cumplidas estas tres reglas… ¡A divertirse en placer! 




Bondage y Disciplina

Y a ti, qué te gusta más… ¿atar o ser atado/a?

El Bondage tiene como premisa, la fantasía de indefensión erótica, la emoción de anticipar lo desconocido y la humillación. Es dar o tomar control con la persona con la que se juega y el placer que generan los artilugios usados (esposas, grilletes, cepos, cadenas, cuerdas)








Dominación y Sumisión

Y qué prefieres… ¿Dominarme o que yo te domine?

Estas son relaciones construidas en base a la dinámica de poder dominante – sumiso donde el intercambio de poder siempre está presente.
Sadismo y Masoquismo

En el Sadismo, el placer proviene de la humillación, la tortura psicológica y el dolor infligido en el partenaire y en el Masoquismo, el placer proviene de recibir esa humillación, tortura psicológica y dolor.

En las prácticas BDSM, el cuerpo es tomado, aprovechado y disfrutado en su totalidad. Se valorizan las diversas formas de sentir y estimular al cuerpo; pues como práctica sexual que es, la finalidad última no es el sufrimiento, la degradación o la exaltación del dominio, sino la obtención de placer.


¿Será entonces el BDSM una parafilia o una variación sexual? Es variada la respuesta, según la fuente. Siendo un tema bastante extenso por degustar, en las próximas ediciones, cada una de estas prácticas serán detalladas y allí, sus conclusiones sacarán.

No olviden escribirme sus comentarios e inquietudes a nuestro correo electr'onico sexo@resumendenoticias.com.ve  y seguirnos en nuestro canal en Telegram t.me/EspacioIntimo_RDN

¡Feliz fin de semana! Se me cuidan

Leer más!

Todos los Sábados


Leer más!

Todos los Días


Leer más!