Domingo | 10/05/2015


Leer más!

Efemérides | 10MAY



Leer más!

Nacimiento | 10MAY



Leer más!

Fallecimiento | 10MAY


Leer más!

Viaje Bueno - Nro.73


MAGDALENO CON SABOR

Que genial recibir sus correos. Cada comentario, sugerencia, cuento, malas pasadas, a los que les encanta y a los que odian que describa un sitio como BRUTAL, yo los quiero a todos y estoy feliz de poder servir a cada uno de ustedes como guía y pana turística. Ustedes han hecho que me sienta más cómoda que maracucho comiendo el churrasco Santa Bárbara.

Hoy los llevo premiados para Magdaleno. Ya les he comentado de este pueblo, que si las avestruces, los caballos y cerditos, pero hoy nos vamos por la comida y la artesanía. No hay desperdicio en estas calles antiguas y calurosas. Aquí lo que encontrarán es gente demasiado contenta y demasiado acostumbrada a que el sol los acompañen, rabiosamente, todo el día.

Para Magdaleno deben usar ropa ligera porque sí. El color negro en la vestimenta sería la cosa más necia que podrían hacer. Llegar es fácil, por La Encrucijada todo el camino está señalizado y entrado por Maracay también, no hay pele. Ambos lados del camino son bien entretenidos. Y para rematar tendrán una vía en buen estado. Como les comenté más arriba, hoy los invito a comer, así que preparen los sentidos para que El Refugio de Cirila los deleite a más no poder entre olores, sabores, presentaciones y música. Es una casa amarilla de rejas marrones, ubicada en la esquina antes de la Plaza principal del pueblo, justo detrás de la farmacia.

Pueden parar su carro al frente, estén confiados porque la policía ronda Magdaleno en todo momento. El Refugio de Cirila está techado de forma que la brisa corra naturalmente para que sus clientes dejen de sudar. El restaurante es atendido por chamos jóvenes y con un amplio sentido de la palabra SERVICIO. Llegando les sirven un vaso de papelón con limón para que aplaquen el calorón, si lo desean sin azúcar también les hacen la cortesía. El ambiente musical no falta, sonidos venezolanos pasando por el joropo, la tonada y hasta los galerones. Van a delirar de alegría.  

El menú llega rápido y podrán escoger una entrada, un principal y un postre, todo a precio justo. Además de que vale la pena pagar lo que sea porque son unos fajados en El Refugio de Cirila con la comida. Les recomiendo que pidan cochinito frito de entrada, el sabor es totalmente exquisito y no querrán que se les acabe. Si piden sopa, opten por la cruzada que es sensacional. Las cachapas son la gloria y con tanto relleno que el postre lo pedirán para llevar. Las parrillas son muy famosas porque no son mezquinos y sirven para que se den gusto probando cada pedazo, se acompaña con arepitas, ustedes deciden si frita o asada.

La dulcería es nacional, habrá de todo. Pidan que el Refugio de Cirila prepara entre 4 o 5 opciones por día, pero el quesillo es GALÁCTICO.

Cuando terminen de comer toda es ricura de comida que sirven ahí verán que el restaurante también es una tienda de artesanía local. Llaveros, cuadros, tinajas, fachadas, perinolas (que deben comprar) y otra amplia variedad incluyendo cubiertos de madera están disponibles para su respetable clientela. Los van a tratar como reyes.

El Refugio de Cirila les regalará un momento cómodo, familiar y seguro. Y con las dos últimas ya es ganancia en este país.

Antes de salir del pueblo pasen sin miedo por la fila infinita de locales artesanales, muebles y armarios perfectos. Pregunten bastante y verán cómo consiguen productos buenos, bellos y duraderos. Pueden saber más del pueblo a través de http://www.magdaleno.net.ve/ y su página de Facebook, pero el contenido no está actualizado.

Recuerden dejar todo mejor de como lo encontraron, los chamitos que juegan descalzos por estas calles se lo van a agradecer.

Viaje bueno.

Leer más!

Deportes | Nota Deportiva


Leer más!
Cargando...