Domingo | 20/05/2018


Leer más!

Efemérides | 20MAY




Leer más!

Nacimiento | 20MAY



Leer más!

Fallecimiento | 20MAY

Leer más!

Entrega Especial | N° 24


PARQUES INDUSTRIALES: 
ESPACIOS PARA EL DESARROLLO Y CRECIMIENTO ECONÓMICO

Los parques industriales (PI) son herramientas muy utilizadas a nivel mundial que han crecido hasta volverse una tradición en el mundo desarrollado, con más de 115 años de implementación en Europa y una rápida importación de este modelo hacia Estados Unidos, países asiáticos y latinoamericanos.



La Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) define los PI como “un terreno urbanizado y subdividido en parcelas, conforme a un plan general, dotado de carreteras, medios de transporte y servicios públicos, que cuenta o no con fábricas construidas (por adelantado), que a veces tiene servicios e instalaciones comunes y a veces no, y que está destinado al uso de una comunidad de industriales”.

En Latinoamérica cabe resaltar los casos de Puerto Rico, Chile y Argentina, países en los que los PI funcionan de manera correcta brindando mano de obra calificada y especializada a los integrantes de los complejos

En Venezuela, uno de los promotores de este tipo de espacios es Constantino Bonaduce, quien afirma que “la reindustrialización debe considerarse como tema urgente y su atención no solo concierne al Estado, sino a todos los sectores productivos del país”.

En este sentido, los PI pueden ser un aporte al desarrollo de la economía ya que generan sinergias entre las empresas que se instalen en los mismos, al compartir costos de insumos como electricidad, agua, internet y vigilancia, entre otros. Esta concentración de servicios es conveniente para las organizaciones pero también para el Estado ya que facilita y disminuye los costos de proveerlos a cada institución.

Otro aspecto importante sobre los PI es que si las empresas que se instalan dentro de éste son del mismo sector, la cooperación puede ser aún mayor, ya que se pueden reducir costos logísticos tanto para ellas como para los proveedores, quienes podrán entregar insumos a más de una compañía a la vez.

En este sentido, los PI introducen una nueva definición de competitividad ya que habitualmente las industrias que están instaladas dentro de ellos tienen la característica de invertir en desarrollo, investigación e innovación, capacitar a sus empleados y generar cadenas de valor. También se promueve la diferenciación de los productos y una especial alianza entre empresas.

Por esta razón, Constantino Bonaduce, afirma que “no hay desarrollo posible sin una infraestructura de primera adaptada a las necesidades de estos tiempos. Invertir en Venezuela es uno de esos riesgos que solo asumen los visionarios. Cuando pusimos la primera piedra del Parque Industrial Aerocentro, conocíamos perfectamente las condiciones de incertidumbre económica que podían afectar este proyecto de parque industrial y corporativo. Pero no nos detuvimos”.

Los PI colaboran en la ordenación del espacio urbano y ambiental, favorecen a las industrias, optimizan la accesibilidad y los costos, promueven sinergias poderosas e importantes, entre otros. Es por esto que son sitios óptimos de producción para las pymes. Pero, también representan un desafío para los empresarios, que deben afrontar el reto de asumir el nuevo concepto de competitividad a la hora de mudar su industria a un complejo de esas características.

Finalmente, el apoyo estatal es una pieza imprescindible para la instalación de las pymes en PI debido a la importancia que este tipo de empresas tiene para las economías. En algunos países se ha desarrollado una política industrial pensando en el largo plazo, en la incorporación de tecnología, créditos blandos a largo plazo, condiciones laborales más estables y una economía adecuada.

Leer más!

Positiva-Mente | N° 29


CRIANZA DE ANTES VS CRIANZA ACTUAL

Criar a un hijo es una tarea muy difícil, la responsabilidad más grande que podemos aceptar, constantemente nos preguntamos si realmente los estamos y haciendo bien o en qué estamos fallando. 



Los tiempos han cambiado y la crianza que tuvimos los padres no se iguala a la crianza que reciben actualmente nuestros hijos, existen muchos factores que influyen en crear esa diferencia, lo que sí es evidente es lo complicado que se ha vuelto actualmente esta labor. 




Los niños hoy en día están expuestos a grandes cambios como internet, videos juegos, vulnerabilidad al acceso y uso temprano al alcohol, drogas y sexualidad no responsable,  aunado a eso los patrones del hogar han cambiado, anteriormente la educación era exclusiva de las madres y los padres se dedicaban al aporte financiero del hogar, ahora esta situación no es así,  ambos padres nos hemos visto en la necesidad de salir a trabajar y al mismo tiempo involucrarnos en la crianza de los hijos, así mismo vemos muchos hogares monoparentales lo que aumenta la dificultad de la tarea. Por otro lado la influencia que ejercen los medios de comunicación es cada vez más impactante y la exigencia más alta por alcanzar modelos ideales de belleza, poder, dinero, éxito y fama; estas circunstancias, entre otras, están llevando a sentir mayor inseguridad y angustia sobre la manera en de educar a nuestros hijos.

Los padres de ahora sentimos más dudas de cómo estamos haciendo nuestro trabajo, resulta abrumador llevar un ritmo de vida complejo y acelerado, sin embargo, estar llenos de intención juega un papel muy importante. Afortunadamente existen muchísimos métodos, estrategias y herramientas que aportan un plus positivo a la crianza de nuestros hijos hoy en día por esta razón que compartiré con todos ustedes algunos consejos que estoy segura que abrirá nuevas ventanas a muchas otras posibilidades.



Establecer normas y límites en el hogar y explicar la importancia de su cumplimiento es primordial, de esta manera enseñamos a nuestros hijos disciplina, orden y respeto.

Afianzar vínculos de amor con los hijos, abrazos, caricias, estímulos positivos, escucharlos son demostraciones muy importantes para la estabilidad emocional de los niños. 

Involucrarse en sus  actividades y compartir con ellos, la presencia activa de los padres brinda seguridad en el desarrollo de su personalidad. 

Promover dentro del hogar valores positivos por ejemplo respeto, tolerancia, compromiso, entre otros. Los valores se enseñan con ejemplo y nosotros somos sus modelos por eso debemos aprovechar la oportunidad de moldear positivamente a nuestros hijos.

Fortalecer constantemente la autoestima de los niños, enseñarlos a conocerse y respetarse como seres individuales, escucharlos, comprenderlos.

Mantener comunicación asertiva con todos los miembros de la familia. 

Respetar las diferentes maneras de pensar y sentir de nuestros hijos.

Mantener siempre una postura de autoridad y firmeza  frente a ellos especialmente en situaciones en donde las decisiones depende del adulto. Recuerda que para ello no hay necesidad de gritos, maltrato físico, castigo, etc. 

Ser padres es mucho más complejo de lo que pareciera, nos llena de dudas y miedos siempre, pero también es un camino lleno de felicidad y amor pleno, profundo y sincero. Recorramos este camino abiertos a la escucha y el aprendizaje constante, les aseguro que andar será mucho mejor



Déjame conocer tu comentarios, dudas o sugerencias de temas, puedes escribirme al correo electrónico: [email protected], también puedes seguir nuestra columna en Instagram: @PositivaMente_RDN y suscribirte a nuestro Canal en Telegram: t.me/PositivaMente_RDN.





Leer más!

Todos los Lunes


Leer más!

Todos los Días


Leer más!
Cargando...